desde la prisión domiciliario

"La acusación es un acto de desesperación", dijo Timerman

Desde su prisión domiciliaria, volvió a defender el pacto con Irán y negó que haya gestionado beneficios económicos para la Argentina a cambio de exculpar a los acusados.
domingo, 10 de diciembre de 2017 · 18:22

Dessde su prisión domiciliaria, a la que fue confinado el jueves pasado tras la orden del juez Claudio Bonadio por traición a la patria y por su delicado estado de salud debido a un cáncer que lo aqueja desde hace tiempo, el ex canciller de la Argentina , Héctor Timerman , rompió el silencio y aseguró que tanto su procesamiento, como el de la ex presidentaCristina Kirchner y el de ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini , "es un acto de desesperación " del magistrado.

"Es muy doloroso. Este es mi país, donde nací, donde elegí vivir, donde luché y estuve dispuesto a cualquier sacrificio en la búsqueda de un país mejor. Y lo hice siempre de buena fe. La acusación es un acto de desesperación, porque no tiene ni una prueba contra nosotros ya que no existió ningún delito. A mi me golpea doblemente por ser judío. A los judíos nos acusan de doble lealtad, ubicándonos como si fuéramos argentinos de segunda categoría. Me hace volver a la infancia cuando nos apretaban preguntándonos si éramos leales a la Argentina o a Israel . Es una infamia", dijo en una entrevista publicada por el diario Página 12.

Consultado sobre el objetivo del Memorándum de Entendimiento con Irán , que para el fiscal Alberto Nisman no había sido otra cosa que una maniobra para encubrir a los acusados del ataque a la AMIA a cambio de beneficios económicos para el país, Timerman aseguró que buscaban "destrabar una causa que no podía avanzar".

Nisman, que apareció muerto cuatro días después de presentar la denuncia contra la ex presidenta, aseguró en su presentación que el pacto con Teherán perseguía un arreglo beneficioso para ambas naciones: la Argentina recibiría petróleo e inversiones iraníes y se bajarían las alertas rojas que pesan sobre los ex funcionario iraníes, que solicitan la localización y detención de una persona buscada por las autoridades judiciales de un país determinado o por un tribunal internacional con miras a su extradición.

Timerman volvió a negar que haya habido gestiones para levantar las alertas rojas: "Interpol fue uno de los auspiciantes del diálogo. Al norteamericano Ronald Noble, secretario general de Interpol, lo conoció antes Alberto Nisman que yo (.) Cuando yo le conté que íbamos a dialogar, él vio la iniciativa con entusiasmo y le dije: 'Mire que lo importante que tengo para sostener una negociación es la sanción que implican las alertas rojas'. Él me dijo: 'Quédese tranquilo, no va a haber ningún cambio'".

El ex canciller también aseguró que Bonadio boicoteó la declaración de Noble porque el ex jefe de Interpol "sostiene que no hubo ningún intento de nuestro gobierno por levantar las alertas rojas". "Por el contrario, siempre pusimos el acento en que el Memorándum no cambiaba nada", aseveró.

"Ronald Noble dejó de ser secretario general de Interpol y las alertas rojas no cayeron. Siguen vigentes hasta hoy. El juez le recrimina que no vino a declarar y lo cierto es que el magistrado se comportó como si Noble fuera un delincuente y no un ex alto funcionario de un organismo internacional como es Interpol o como son las Naciones Unidas (.)", añadió.

El ex canciller se mostró irónico cuando le preguntaron si la ex presidenta había negociado algún beneficio a cambio de firmar el pacto con Teherán. "Sí, a cambio recibimos la prisión. Cristina, yo, Zannini, que fuimos los que tratamos el tema. Lo que obtuvimos a cambio del Memorándum fue prisión. Todo lo que nosotros quisimos era que el tema AMIA empezara a resolverse, eso era lo único importante. Nunca se habló de todo lo que ponen por ahí, ni petróleo ni inversiones ni fondos iraníes", dijo.

"De manera que no hubo ni se gestionó ningún beneficio para la Argentina con el Memorándum. Nunca, jamás, se mencionaron las palabras petróleo o energía o finanzas. Todo estaba centrado en el tema AMIA. Es más, les dijimos que ni siquiera un acuerdo cambiaría nuestro voto sobre Irán en los organismos internacionales respecto de la cuestión nuclear, tema en el que la Argentina tiene peso, ni en los organismos de derechos humanos", agregó.

Otras Noticias