Recesión

Son cada vez más los negocios que bajan las persianas

Sólo en la ciudad de Rosario cerraron en lo que va del año 1.500 comercios. Los supermercados cierran las sucursales menos rentables.
miércoles, 22 de junio de 2016 · 08:28

La fuerte caída del consumo en los primeros meses del año está generando importantes tensiones en el comercio minorista. Los grandes supermercados comenzaron con una estrategia de cierre de las sucursales menos rentables, con la cual ya acumularon casi una decena de bocas de expendio cerradas en Capital Federal y avanzaron con suspensiones y despidos.

Los comerciantes de menor tamaño fueron los más afectados por el retroceso de la demanda y el alza de los costos. En grandes centros urbanos del interior como Rosario se contabilizaron 1500 locales cerrados a partir de la puesta en marcha de las políticas de ajuste del Gobierno.

Sectores medios de la población modificaron hábitos de consumo volcándose a segundas marcas, al tiempo que los grupos más vulnerables directamente recortaron gastos.

El Indec arrojó algunos datos acerca de la fuerte desaceleración de demanda en supermercados. La facturación sumó 87.265 millones de pesos en el primer cuatrimestre, con un aumento nominal de 27,6 por ciento respecto del mismo período del año pasado. La cifra posibilita inferir que, con una inflación de alrededor del 40 por ciento interanual, los grandes centros de compra minorista registraron una importante caída en la cantidad de productos vendidos.

El rubro alimentos, pese a que fue uno de los que experimentó el mayor alza de precios en los últimos meses, anotó uno de los peores desempeños en materia de facturación, con una suba del 23,5 por ciento, cifra inferior respecto del promedio.

Los medianos y pequeños comerciantes son los que más sufren la recesión y la disparada inflacionaria. "En Rosario el cierre de locales de escala mediana y baja fue masivo. 

Más de

Otras Noticias