lunes 17 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Kirchner se reunió con el italiano Romano Prodi

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de septiembre de 2006 - 00:00
El presidente Néstor Kirchner y el primer ministro de Italia, Romano Prodi, rescataron ayer en Nueva York la relación bilateral entre ambos países y hablaron por primera vez frente a frente de la situación de los bonistas de ese país que quedaron fuera del canje de la deuda en default.

Tras media hora de reunión en la sede de la ONU en Nueva York, las comitivas de ambos países mostraron satisfacción por la recomposición de lazos históricos, que estuvieron tres años dañados por la conflictiva salida del default argentino.

El propio Prodi, al salir del encuentro, sostuvo que la reunión sirvió para relanzar la relación, pese a que apuntó que para su país la cuestión de los bonistas es preocupante.

"Este paréntesis en las relaciones fue muy doloroso tanto para la Argentina como para Italia", dijo Prodi en referencia al problema de los bonistas en diálogo con la prensa, según se informó en Buenos Aires.

Por el lado argentino, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que el encuentro fue "más que bueno", aunque afirmó que para Kirchner el tema de los ahorristas italianos está "terminado" y señaló que así se lo hizo saber a su par italiano.

También habló de la posibilidad de que "Il Professore", como se lo conoce al primer ministro, pueda visitar la Argentina como parte de la inversión que la automotriz italiana Fiat realizará en el país para fabricar una camioneta 4x4.

La situación de los tenedores de títulos públicos argentinos en cesación de pagos ya había sido abordada en la reunión previa que mantuvieron los cancilleres Massimo D´Alema y Jorge Taiana, según informaron voceros del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los voceros consultados por la agencia Noticias Argentinas precisaron que en la ocasión Taiana respondió que "no hay cambios al respecto" y rescataron los acuerdos estratégicos alcanzados durante la reunión.

Se reactivarán, además, tres resortes de integración bilateral: la reunión de la mesa de trabajo Argentina-Italia, la Comisión Mixta Cultural y el Foro del Diálogo entre ambos países.

En simultáneo, bonistas italianos aprovecharon la reunión para volver a reclamar una solución "política" con el fin de cobrar los títulos en su poder.

Además, la calificadora de riesgo Fitch Ratings advirtió que no subirá la nota que le otorga a la Argentina hasta tanto el Gobierno no encare una solución para este grupo de ahorristas.

Según trascendió en las últimas horas, Kirchner podría aceptar un diálogo sobre la reapertura del canje, pero a largo plazo y no antes de las elecciones de 2007.



Con Lula

El presidente Néstor Kirchner le ratificó ayer, en Nueva York, su apoyo a su par de Brasil Lula Da Silva de cara a las elecciones generales en ese país que se desarrollarán en poco más de diez días.

Voceros oficiales aseguraron a la agencia Noticias Argentinas desde Nueva York que Kirchner le aseguró a Lula que sería muy bueno que consiga su reelección "para consolidar el Mercosur".

Precisaron que el encuentro realizado en la sede de la ONU fue a "agenda abierta", que no tuvo un tema puntual y que el jefe de Estado argentino sacó el tema del proceso eleccionario brasileño, cuya primera vuelta será el primero de octubre y el eventual balotaje el 29 de ese mes.

"El Presidente le preguntó cómo iba la elección y Lula dijo que bien, después hablaron de temas bilaterales y Kirchner le dijo que sería bueno que gane para consolidar el Mercosur", resumió la fuente de la delegación argentina.

El apoyo de Kirchner se dio cuando un nuevo escándalo por corrupción sacude a Lula previo a las elecciones y puede llegar a afectar su posible reelección en primera vuelta.

Este nuevo escándalo estalló con la detención el viernes de un abogado con una maleta llena de dinero, equivalente a 800.000 dólares.

El abogado declaró haber sido contratado por el Partido de los Trabajadores (PT) para mediar la compra de informaciones que implicarían en actos de corrupción a los socialdemócratas Geraldo Alckmin, rival de Lula en las presidenciales, y José Serra, favorito a la Gobernación del rico Estado de San Pablo. Según el detenido, el intermediario fue un asesor especial de Lula, Freud Godoy, quien negó las acusaciones y renunció a su cargo.
Temas

Te Puede Interesar