viernes 17 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Negocios bizarros

Dejó el redituable negocio de los "pedos envasados" para encarar el de la transpiración de sus pechos

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
31 de mayo de 2022 - 08:48

Primero se hizo millonaria vendiendo "pedos", es decir, sus propias flatulencias, y ahora decidió cambiar de rumbo: la rubia Stephanie Matto fundó otro negocio secundario inusual: vender botellas de la transpiración de sus senos. La mujer de 31 años dejó de vender sus flatulencias luego de un ataque cardíaco en enero y entonces ideó la nueva empresa justo a tiempo para el verano del hemisferio norte. Y ya está resultando muy lucrativa.

image.png

“Si el sudor de pecho es el nuevo ajetreo secundario, estoy aquí para ello”, dijo Matto con entusiasmo en una entrevista con Jam Press publicada por The New York Post.

Matto, que vive en Connecticut, Estados Unidos, afirma que puede llevarle solo 15 minutos producir un frasco lleno de sudor de senos si está descansando junto a su piscina en un día soleado. Claro, el clima debe ser lo suficientemente cálido. Cada frasco de transpiración cuesta 500 dólares y vende 10 por día.

“Me encanta sentarme junto a la piscina, pero también es un trabajo duro, no se deje engañar”, destacó Matto a Jam Press. “

“Me gusta llamarme a mí mismo el árbol de arce humano y la teta suda mi savia. Me siento allí y recojo mi savia de la misma manera que lo hace un arce”, agregó.

Matto es consciente de que sentarse al sol todo el día puede ser peligroso, por lo que está tratando de tomar las medidas de seguridad adecuadas para protegerse.

“Quiero ser inteligente, empezar lento y tener un crecimiento sostenible que no abrume mi cuerpo”, declaró.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar