mundo

La crisis persiste en Bolivia a una semana de la renuncia de Evo Morales

Jeanine Áñez, quien pertenece al partido opositor de Evo Morales, asumió el martes 12 de noviembre la Presidencia interina de Bolivia; aún no alcanza la pacificación para llamar a elecciones generales
martes, 19 de noviembre de 2019 · 15:14

Jeanine Áñez, que fue senadora opositora al Gobierno de Evo Morales, cumple este martes una semana como presidenta interina de Bolivia, un país que aún no alcanza la pacificación para poder llamar a nuevas elecciones generales.

Desde que asumió la Presidencia, Áñez ha recalcado que el suyo es un Gobierno de transición con dos objetivos: la pacificación de un país convulso desde las fallidas elecciones del pasado 20 de octubre y la convocatoria lo antes posible a unos nuevos comicios "transparentes".

El avance hacia estos objetivos no depende sólo del Gobierno transitorio, sino en buena parte del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, que controla el Legislativo y cuyos seguidores mantienen bloqueos de carreteras y movilizaciones callejeras en varias regiones bolivianas en contra de Áñez.

La sucesión en Bolivia
Áñez asumió el martes 12 de noviembre la Presidencia interina de Bolivia, después de que como senadora activó el mecanismo sucesorio que dejó roto el entonces oficialismo, puesto que con Morales renunciaron todos los que constitucionalmente estaban habilitados para reemplazarlo.

La presidenta interina pertenece al partido Unidad Demócrata, que tiene solo 9 de 36 senadores, en un Parlamento con mayoría del partido de Evo Morales.

El mismo martes, el Tribunal Constitucional explicó que aunque Áñez no tuviera el quórum necesario en el Parlamento, está respaldada por una interpretación del texto constitucional para casos de vacío de poder.

Los Gobiernos que califican la renuncia de Evo Morales como un "golpe de Estado", tras ser forzado a dejar el poder por las Fuerzas Armadas y a asilarse en México, no reconocen la presidencia interina de Áñez, frente a otros que sí la aceptan y otra parte de la comunidad internacional que ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política.

Otras Noticias