Confuso hecho

Tuvo sexo con un hombre creyendo que era su novio: lo acusó de violación, pero lo absolvieron

El caso reavivió el debate sobre el límite del sexo consentido. “Mi cuerpo puede ser tomado y usado y no es un crimen”, dijo la chica.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 11:43

Abigail Finney estaba en su amplio dormitorio universitario pasando un rato con su novio y algunos amigos de él, en la First Street Towers, en el campus de West Lafayette de la Universidad de Purdue, en Indiana, Estados Unidos. Mientras ellos jugaban a los videojuegos ella, recostada en su cama, hacía compras online desde su computadora. Su novio, de vez en cuando —relató el portal BuzzFeed.News— se recostaba junto a ella y le hacía algún mimo. La noche se hizo madrugada y a Abigail le dio sueño. Se quedó dormida.

Aunque tiene el sueño pesado, un roce sobre su remera la despertó. La habitación estaba a oscuras y en silencio. Algunos de los chicos que hasta hace rato charlaban y tomaban algo, dormían sobre los futones. De espaldas, Abigail consintió las caricias y terminó de consumarse una relación sexual, que ella interrumpió para ir al baño.

Según el relato de BuzzFeed.News, cuando la chica regresó del baño, vio con sorpresa que quien estaba en su cama no era su novio, sino uno de sus amigos, Grant (Donald Grant Ward). En un primer momento creyó que era una broma que le jugaban entre su novio y los amigos, que se habían cambiado de lugar mientras ella estaba en el baño. Pero su novio no estaba en el lugar.

La chica se puso frenética. Fue hasta la habitación de su novio y él dormía allí. Él le explicó que le había dado sueño y que había decidido irse a dormir a su cuarto. Ella le contó lo ocurrido. Él, furioso, salió corriendo. Abigail estaba confundida: ¿la habían violado? ¿lo que le habían hecho era ilegal? Le escribió a una amiga. Se sentía violada; se sentía mal.

Esa misma noche, la joven y su novio fueron al hospital y una estación de Policía, y Ward fue detenido. Según su declaración, admitió que tuvo relaciones sexuales con la chica sabiendo que ella creía que él era su novio.

El caso llegó a los Tribunales y Donald Grant Ward enfrentó una acusación de violación, pero fue absuelto.

Para la Ley del Estado de Indiana, como para la de otros estados de EE.UU. conductas como las de Ward pueden ser incorrectas, pero no ilegales.

En Indiana , el sexo solo se convierte en violación cuando se lo obliga a través de la fuerza o las amenazas, si la víctima tiene una discapacidad mental y no puede dar su consentimiento correctamente, o si no está consciente de que se está llevando a cabo la relación sexual. Y Abigail sabía que estaba teniendo sexo. Ella simplemente no sabía que era con Grant.

Según señaló este miércoles el sitio web de la revista People, el abogado de Ward, Kirk Freeman, argumentó que que su defendido no puede ser condenado solo porque Finney, quien consintió en tener relaciones sexuales, creía que él era otra persona.

Freeman sugirió que algunos hombres echan mano a todo tipo de identidades para convencer a las mujeres de tener relaciones sexuales. El abogado señaló que muchos hombres dicen "te amo" y "estoy listo para un compromiso”, pero el hecho de que estén mintiendo no los hace culpables de violación".

La absolución de Ward ha llevado a Finney a abogar por cambiar los leyes sobre violación para que abarquen los casos de engaño y de suplantación de identidad. Ella está hablando ahora sobre el caso con la esperanza de alentar esa reforma.

"Estoy menos protegida que la propiedad en el estado", dijo en una entrevista con el canal de TV WLFI . "Mi cuerpo puede ser tomado y usado y no es un crimen".

Está claro que una violación es “sexo no consensuado”. Pero el caso de Abigail expone un vacío legal en las leyes no solo de Indiana, sino en más de tres cuartos de los estados de EE. UU. y territorios: la palabra consentimiento, cuando aparece en una norma, no está expresamente definida, dice BuzzFeed.News.