sábado 15 de junio de 2024
Estados Unidos

Paga 450 dólares para estar una hora con ellas

Ana Alianelli tiene un régimen de visitas supervisada y es necesaria la presencia de una asistente social, quien debe abonarle sus servicios.

Por Redacción El Ancasti

Una jueza estadounidense impuso un régimen supervisado para que Ana Alianelli vea a sus dos hijas. Por la resolución, la mujer argentina tiene que pagarle a la asistencia social 450 dólares para ver sólo una hora a las nenas. 

 

Ana perdió la tenencia provisoria de sus hijas en Aspen, Colorado, tras haber violado en 2010 un permiso de custodia en Argentina. Esto hizo que ahora la mujer sólo pueda ver a las nenas una vez por semana, una hora.


El breve encuentro es particular: la asistente social cobra 450 dólares la hora y no entiende español, por lo que Ana tiene que hablar con sus hijas en inglés. "La jueza tiene miedo que Ana hable en código con las nenas", detalló la abogada Mariana Gallego. 


La disputa tiene como protagonistas a la argentina Ana Alianelli y el estadounidense Denis Burns, quienes se casaron en 2004 y tuvieron dos hijas en Estados Unidos.


En 2010 se separaron y ella volvió con las nenas a la Argentina, con un permiso judicial que luego caducó. Desde entonces, el padre inició una larga batalla judicial que terminó ahora, cuando la Suprema Corte Bonaerense desestimó la apelación de la mujer ante un fallo desfavorable del Juzgado N°1 de Familia de Pilar, a cargo de Alejandra Velázquez.


Como los chicos nacieron en Estados Unidos, la pelea judicial por la tenencia debe darse allí. Pero la madre dice que sus hijas ya vivieron más tiempo en la Argentina que en Estados Unidos. Mientras, las dos niñas son rehenes de la pelea de sus padres.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar