jueves 13 de junio de 2024

Soldados custodian a Sudan, el último rinoceronte blanco macho del planeta

La desesperación de sus cuidadores de mantenerlo con vida ha llevado a las autoridades a darle protección armada 24 horas al día para que no lo maten.

Por Redacción El Ancasti

Los conflictos armados, el trafico ilegal de animales, la caza furtiva, la matanza de especies para comercializar sus partes han arrastrado al rinoceronte blanco al borde de la extinción. Solo quedan cinco en la Tierra. Dos en zoológicos. Y tres en libertad, en Kenia. Entre todos, hay un solo macho, el útlimo de su "raza" en el planeta.

La desesperación de sus cuidadores de mantenerlo con vida ha llevado a las autoridades a darle protección armada 24 horas al día para que no lo maten.Los científicos y defensores del medio ambiente esperan que un día se los pueda resucitar de forma artificial, que se puedan concebir por fecundación in vitro "bebés rinoceronte probeta" que se implantarán en madres portadoras de otra subespecie.

Sudán es el último ejemplar macho del mundo de rinoceronte blanco del norte (Ceratotherium simum cottoni), una subespecie de rinoceronte blanco de la que sólo sobreviven cinco ejemplares. Sudán tiene algo más de 40 años de edad y desde 2009 vive relativamente tranquilo en el parque-reserva natural Ol Pejeta Conservancy en Laikipia, Kenia.

La seguridad de este singular ejemplar y de las dos hembras de la misma subespecie que conviven en él, así como de muchos otros rinocerontes de esta reserva, depende las 24 horas del día de un grupo de técnicos y guardas que participan en la lucha contra la amenaza por los cazadores furtivos.

Las imágenes de Sudan acompañado de guardas fuertemente armados han sido difundidas durante las últimas semanas coincidiendo con la puesta en marcha una campaña internacional de recogida de fondos para ayudar a mantener el servició de vigilancia y protección de rinocerontes como Sudán.

Los rinocerontes llevan unos 26 millones de años en nuestro planeta. Hasta mediados del siglo XIX, había cerca de un millón en África. Hace una década, el blanco del norte ya sólo existía en cautiverio y pronto seguirá la senda del rinoceronte negro occidental, desaparecido en 2011.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar