miércoles 15 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
FME

Preocupa el estado edilicio de la iglesia del Señor de los Milagros

Los feligreses siguen esperando la restauración de la iglesia del Señor de los Milagros. Además, piden mayor seguridad.  

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El estado edilicio en el que se encuentra es preocupante, está en riesgo de sufrir mayores consecuencias producto del paso del tiempo y de falta de tareas de mantenimiento, y desde el año pasado, que anunciaron la intervención en su infraestructura, hasta el momento nada se hizo.

A ese problema, se suma otro factor que preocupa a los feligreses: la inseguridad.

Es que en aquella, se conserva la pila donde fue bautizado el Beato Mamerto Esquiú, la que por temor a que sea robada, la guardaron en un lugar más seguro, por lo que los visitantes no pueden apreciarla donde se solía exhibir.

Los vecinos temen que esta reliquia corra el mismo peligro que el corazón de Esquiú que fue sustraído del convento de San Francisco, o una campana de bronce que se llevaron malvivientes del campanario. “La iglesia no tiene seguridad y es un peligro que esta reliquia de gran valor histórico y religioso desaparezca como ha pasado con el corazón del padre Esquiú, o como una campana que se robaron años atrás del campanario”, comentó un vecino.

“A la pila se la guarda bajo rejas y llaves en la sacristía, es una pena que no pueda estar a la vista sobre todo de los turistas que vienen con la intención de conocerla, más ahora que se conoce más sobre la vida del Padre Esquiú, desde que ha sido declarado Beato”, agregó.

Con respecto al estado edilicio de la capilla, los vecinos remarcaron que en la estructura se observan “serios daños” y recordaron que el año pasado autoridades de Obras Publicas de la Provincia y de la Municipalidad chacarera, realizaron un relevamiento, pero para poder intervenir, al tratarse de un Monumento Histórico Nacional, se está esperando la aprobación de un proyecto que tendrá financiamiento del gobierno nacional.

20220508_171213.jpg

"Prometieron arreglarla, pero hasta la fecha todo quedó en promesas, no han hecho nada”, comentaron, al tiempo que señalaron que las lluvias que se registraron en los últimos tiempos, hicieron que el agua se filtrara hacia el interior del inmueble por la rotura de las tejas del techo, provocando daños en las paredes, en los revestimientos de madera, la mampostería y los pisos.

Quejas de turistas

Durante la semana pasada, la iglesia recibió contingentes de turistas de distintos lugares con motivo de las celebraciones por el natalicio del Beato Mamerto Esquiú, y por estos días, también se acercan muchas personas por las fiestas patronales que se llevan a cabo en honor al Señor de los Milagros.

Los visitantes se quejaron no solamente porque no pudieron ver la pila bautismal de Esquiú, que se difunde por distintos medios, sino también por la falta de guías, y de material ilustrativo con la historia de la capilla y del santo que en ella se venera.

Historia

La antigüedad de esta capilla se remonta al año 1793. Fue un importante centro de convocatoria tanto religioso como social, y guarda ricas historias del pasado.

En el presbiterio, sorprende la imagen del Señor de los Milagros, traída desde Perú sobre el lomo de una mula con destino a la Iglesia Matriz. Según cuenta la historia, al pasar por donde hoy está el templo, el animal se echó y no quiso avanzar. La persona que trasladaba la imagen interpretó que ella se quería quedar en ese lugar, por lo que la entregó a los vecinos, quienes decidieron levantar un templo para honrarla.

Además, la iglesia contiene en su interior la pila donde fuera bautizado Mamerto Esquiú.

Según la historia popular, y que fue confirmado por varios historiadores, en esa capilla contrajeron matrimonio María de las Nieves Medina y Santiago Esquiú, los padres del Beato Mamerto Esquiú.

Allí mismo también recibieron el primer sacramento otros dos obispos: Luis José Gabriel Segura y Cubas, hijo de quienes construyeron la capilla, que llegó a ser Obispo de Paraná; el otro fue Mariano de Jesús Rizo Patrón, que fue Obispo de Salta. Pero también fue Cura Párroco José Eusebio Colombres, Diputado al Congreso de Tucumán el 9 de julio de 1816, siendo luego nombrado Obispo de Salta, cargo que no pudo desempeñar ya que la muerte lo sorprendió antes de asumir. Todo esto, representa un hecho único en la historia del arzobispado argentina.

El Santuario que es monumento Histórico Nacional desde 1859, es destino de peregrinación de numerosos fieles, de distintas provincias.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar