sábado 25 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ovejero, director de la Maternidad

"Las interrupciones voluntarias del embarazo se hicieron siempre"

Lejos de hipocresías, el director de la Maternidad Provincial 25 de Mayo remarcó que la diferencia desde la ley IVE es que "antes los abortos eran clandestinos".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
27 de mayo de 2022 - 13:24

El director de la Maternidad Provincial 25 de Mayo, Dr. Daniel Ovejero, junto a la Jefa del servicio Maternidad, Lic. Marina Villagra, compararon algunas estadísticas del antes y el después de la Ley del derecho al aborto seguro. “Es un tema que a veces es un poquito ríspido para la sociedad, pero que tiene una importancia extrema para muchas familias como es el ILE, la Interrupción Legal del Embarazo. Es para aquellos casos de, generalmente, violaciones, en muchísimos casos en menores, lo que no quiere decir que no pase en personas mayores, está hace machismos años tipificado en el Código Penal”, diferenció Ovejero. Es verdad. Es un tema del que no se habla lo suficiente y hay mitos que desinforman.

“Que la gente diferencie el ILE de lo que es el IVE: la Interrupción Voluntaria del Embarazo. No hay una cuestión ilegal, es una persona que por propia voluntad pretende terminar un embarazo y esto está tipificado desde hace un par de años en una ley que fue sancionada después de haber sido dos años antes aprobada. Sin embargo a fines del año 2020 fue aprobada la interrupción voluntaria”, dijo.

“Las interrupciones voluntarias del embarazo se hicieron siempre. La diferencia es que antes eran clandestinas, ilegales, eran hechas en muchos casos por gente que tenía dinero, y aquellos que no lo tenían hacían interrupciones en lugares directamente que no eran los correctos para esto. Por lo tanto, esto no es una cosa nueva”, aseveró el profesional.

“Eso nos llevó a que se hicieran en lugares y con métodos que traían mucho peligro. Todos los años teníamos dos o tres pacientes en terapia intensiva, que a veces morían o a veces quedaban totalmente inutilizadas para tener un bebé, porque debían extraérseles el útero y todos los órganos genitales”, recordó Ovejero.

“La sociedad lo sabía, pero siempre cerró los ojos a una realidad que todos conocíamos. Las leyes se fueron tratando de hacer y en un primer momento sufrieron un no rotundo en el año 2018 y se aprobó en el 2020”.

El médico explicó que anterior a la sanción de la ley se amparaban las decisiones de no continuar los embarazos en el concepto de salud integral. Solapadamente, fue el inicio de la realidad actual.

“Anteriormente a esta ley estaba el concepto de salud integral, que es el bienestar físico, mental y social, y en muchos casos debíamos realizar este tipo de interrupciones de embarazos en determinadas etapas, generalmente antes de los 3 meses. Después del 2020, con la ley, fuimos más liberados en este aspecto”, reconoció.

Es que la interrupción de un embarazo ahora “se da en un lugar donde están dadas todas las condiciones de asepsia, las condiciones de idoneidad, y las condiciones del método con el cual se hace. Es la gran garantía que pueden tener. Antes estaban en manos de personas que lo hacían por cuestiones económicas, o sabían medianamente cómo hacerlo y muchas veces en lugares que no eran apropiados. Así venían casos de septicemia o complicaciones. Hoy con los métodos que se aplican prácticamente no tenemos complicaciones. En la Maternidad se trabaja de forma muy consciente”, redondeó.

Además, indicó que en el interior se trabaja para formar un equipo de trabajo por cada área programática. “La Capital cuenta con todas las cosas necesarias, hay un equipo trabajando en Belén y otro que se está formando en Tinogasta. Hay capacitaciones para conformar distintos equipos en las áreas programáticas y lo que sí está coordinado es un sistema de derivación”.

daniel ovejero maternidad.jpg

500 en 2021

La licenciada Marina Villagra expuso que “la Interrupción Voluntaria del Embarazo surge como ley con el objetivo de disminuir toda la clandestinidad que había alrededor de los abortos provocados, que eran una causa de mortalidad materna importante. Nosotros en Catamarca en la Maternidad, en los últimos 10 años, tuvimos cuatro muertes por abortos sépticos, que fueron por maniobras abortivas, dentro del total de muertes maternas. Entonces, venimos trabajando en la Maternidad desde el 2015 con un equipo interdisciplinario que se terminó de conformar con psicólogos y asistentes sociales en el 2017”.

Consideró como un logro que “desde ahí todas las intervenciones que se hicieron llegamos a que en el 2021, a terapia intensiva no ingrese ninguna paciente con complicaciones por abortos provocados. Es una comprobación de que la intervención desde el sistema de salud en la persona que decide abortar, tiene consecuencias de disminuir la morbi mortalidad materna”, sostuvo.

En números, contó: “Las estadísticas recientes vienen desde el 2019, que empezamos a trabajar con el protocolo de ILE de nación, que en ese entonces atendimos en todo el año 250 pacientes que solicitaron interrupción del embarazo. Estaban encuadradas la mayoría en lo que se determina salud integral, que está contemplada en el código penal”.

Agregó: “Cuando surge la ley en el 2020, en el año 2021 lo que atendimos fue alrededor de 500 pacientes. Esa es la cantidad de consultas, no todas terminan en interrupción, la mayoría vienen decididas a interrumpir el embarazo y acá reciben la contención y la consejería. El 80% son pacientes que están en un embarazo menor a ocho semanas. Entonces se realiza medicaron ambulatoria, no hace falta el uso de quirófano ni otros recursos, solamente medicación. Hay desinformación al respecto, hay poca difusión sobre el tema”.

Aborto seguro

“La Organización Mundial de la Salud define aborto seguro por aquel realizado en un ambiente seguro donde hay personal capacitado para eso. Cuando la mujer recurre a otros medios fuera del sistema de salud son abortos inseguros. El objetivo de la ley es que la persona gestante tenga derecho a poder interrumpir el embarazo en un ambiente seguro con profesionales capacitados”.

Equipo ENIA

El equipo ENIA busca prevenir los embarazos no intencionales en adolescentes y niños. Villagra comentó que bajó el índice de embarazos en menores de edad.

“Está trabajando el equipo de ENIA junto con el Ministerio (de Salud). Se vio una baja en la tasa de adolescencia, en las edades de 15 a 18 años. Hay una disminución en el embarazo adolescente, pero también hay una tasa que se mantiene fija que es la de embarazos en menores de 14 años. A nivel pañis es una tasa fija y tiene que ver con una tasa de violencia en niños y adolescentes”.

Recordó que “siempre que hay un caso de menores de 14 años es derivado a la maternidad, hay una evaluación con psicología, de una trabajadora social y la parte médica. Si está cursando un embarazo y está dentro de las causales de ILE (interrupción legal), que en realidad una paciente de esa edad tiene riesgo de vida, pero si está consciente de esa interrupción tiene acceso a esto”, aseveró la profesional.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Pronóstico de fin de semana

Te Puede Interesar