miércoles 19 de junio de 2024
Más aún en el interior

Detectan distorsión de precios en la venta de garrafas de 10 kilos

Defensa del Consumidor calificó como "alarmante" las diferencias. En Fiambalá se paga $1.500 por una garrada que cuesta $630,50 a precio subsidiado

El precio de venta en las garrafas de 10 kilos es cada vez más dispar en la provincia, mientras por una garrafa subsidiada se debe pagar $630,50, en los barrios se venden hasta $1.000, las mismas se comercializan en el interior de la provincia hasta por $1.500, según se dio a conocer desde Defensa del Consumidor, e insisten a que la gente trate de comprarlas en las distribuidoras mayoristas, para evitar el sobreprecio.

“El programa denominado Hogar que tiene un precio subsidiado, están en las bocas de expendio y están obligada a cumplir el precio que es $630,50 y son 5 en total, 4 en el Valle Central y 1 en el departamento Belén. Estas están publicadas: Chayle, de Belén, de calle San Cayetano. En ruta 38, la distribuidora de YPF, Dilebe, de Avenida Hipólito Irigoyen, Italgas, en Sumalao. Estas bocas tienen que tener el precio de referencia máximo impuesto por el programa Hogar. Nosotros sabemos que el programa se aplica desde el 2015 poniendo un tope máximo para las distribuidoras y en Catamarca $630,50 es el precio”, explicó Mónica Avellaneda, directora de Defensa del Consumidor.

Recordó que la gente que hace el trámite en ANSES se acreditara $414 que es el subsidio que se establece por la garrafa.

En cuanto a la diferencia de precios dijo, que desde Defensa del Consumidor mantuvieron una reunión con la gente de Enargas, para conocer cómo está la situación.

“Tuvimos una reunión y sabemos que la distorsión de precios se genera en los minoristas, la gente debería comprar en la distribuidora. Estas bocas mencionadas hemos visto que cumplen, pero se produce distorsión. La Secretaría de Energía garantiza que en esas bocas está el gas subsidiado, lo que sucede en la cadena es la distorsión y es alarmante porque lo que comerciantes no pueden ganar se lo disfraza de delivery, por eso es importante que la gente vea la forma de llegar a las bocas oficiales para poder comprar más barato. Nosotros relevamos la venta de garrafa hasta de $1.500 en Fiambalá, pero no tenemos un pedido de colaboración para poder actuar o intervenir”, manifestó ya que no son autoridad de aplicación en cuanto a la norma vigente del programa nacional.

Agregó que realizaron un relevamiento en el Valle Central y solicitaron que se revise en el interior para tener un panorama de la situación y poder dar a los consumidores información precisa, sobre dónde comprar y que más allá de esa acción no podrían actuar sin nuevas directivas.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar