De la escuela N°308 de Saujil, FiambalÁ

Educación apartó a la directora que fue acusada de maltrato

Los padres vienen pidiendo ser escuchados desde hace dos años, tras varios pedidos el ministerio le solicitó que la docente se jubile.
jueves, 16 de septiembre de 2021 · 01:10

Después de darse a conocer que Padres de alumnos de la Escuela primaria N°308 "Justo J. de Urquiza", ubicada en la localidad de Saujil, Fiambalá, decidieran no enviar los chicos a la escuela por los maltratos verbales y físicos que habría tenido la directora del establecimiento Irene del Valle Carrizo, contra los alumnos, el ministerio de Educación intervino y se informó que apartaron a la docente quien se acogerá al beneficio de la jubilación. Mientras tanto, se encuentra desde ayer con licencia mientras reúne la documentación necesaria. 

De acuerdo a la información recabada, la supervisora del Nivel Primario, Mónica Díaz, tenía conocimiento del tema y comenzaron a intervenir hace varios días atrás, mientras analizaban cada situación expuestas por los padres, quienes habían enviado notas formales a la supervisora de zona. 

De igual modo, se informó y tal como dijeron los padres que no se trataba de una situación reciente, es decir que hace varios años que los alumnos comentaban a sus padres sobre las actitudes de la directora y docente de grado. De hecho, en Educación están las actas que comprueban de reuniones en donde la directora se comprometía a deponer su actitud y cambiar al tiempo que pedía disculpas por sus tratos a los padres. 

 

Reclamo
“Es triste que nuestros chicos vengan a casa y digan que la directora les dijo gordo, o que deben  ir a una escuela especial porque no están capacitados para ir a esa escuela, que les pica la cabeza con una lapicera...”, posteaba días atrás, una mamá Andy Solohaga en las redes sociales, contando parte de lo que vivían los chicos con la presencia de la directora que además era docente de 3° grado. 

Los padres indicaron al momento de exponer todo lo que vivían los niños que muchos chicos se cambiaron a la escuela de Medanitos y a la de Fiambalá por los maltratos. “Queremos que no vuelva más”, relataron. Ese pedido a la supervisora constó en actas en la última reunión.

En junio de este año, uno de los padres presentó una nota a la supervisora Martínez donde describía la mala relación con la directora y el maltrato que habían sufrido sus hijos y la madre de ellos cuando fue a reclamar.
“Las autoridades están en conocimiento de esto desde hace dos años. La situación no puede seguir así”, contó otra madre, quien indicó que el personal no docente también era maltratado por la directora.

Otras Noticias