martes 18 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Desde el ministerio de salud

Recomiendan mayor cuidado a niños pequeños durante el verano

Es la temporada donde inciden algunas enfermedades como gastroenteritis o problemas en la piel.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
14 de noviembre de 2021 - 01:08 Por Redacción El Ancasti

Desde el ministerio de Salud recomiendan  tener especial cuidado en los niños pequeños en época de verano, no solo por la exposición al sol sino por la ingesta de alimentos, la exposición en la pileta, entre otras enfermedades. Desde el ministerio de Salud informaron sobre medidas a tener en cuenta mediante consultas realizadas a la doctora Patricia Rojas, pediatra y directora asistente del Hospital de Niños Eva Perón (HINEP). 

“En primer lugar, se debe diferenciar entre patologías infecciosas y no infecciosas,  dentro de las patologías infecciosas tenemos las gastroenteritis, que pueden ser virales (Rotavirus), y se transmiten por vía respiratoria o contacto a través de utensilios y elementos contaminados con este virus. Una vez que el virus ingresa al aparato digestivo, en el niño se produce mucha pérdida de líquido por vómitos y diarrea, lo que lleva al niño, sobre todo a los más pequeños, a una deshidratación que puede ser de moderada a grave”, explicó Rojas.

También son frecuentes las consultas por diarreas de causa bacteriana y parasitaria. 

La Directora Asistente del HINEP manifestó que “son bacterias que ingresan por alimentos contaminados debido a la falta de conservación y seguridad en la elaboración de los mismos. Esto provoca diarrea, fiebre, vómito, dolor abdominal, y puede producirse también eliminación de sangre en materia fecal. Lo importante de las gastroenteritis en pediatría es que son muy pocas las que requieren tratamiento medicamentoso”.

“Además, tenemos un aumento de la patología dermatológica debido a las infecciones en piel, ya sea por picaduras de insectos, que va en aumento en la época de verano, como por piodermitis que se transmiten de un niño a otro en piletas”.

El catarro nasal o resfriado de verano y las otitis, que son una infección que se produce en el oído por la humedad, se agregan a la lista de las consultas habituales en el Servicio de Urgencias del Hospital de Niños en esta época.

Las gastroenteritis se pueden prevenir adoptando medidas de higiene como el lavado frecuente de manos y de los alimentos, así como la seguridad en la forma de administrar los mismos.

Remarcó que “es importante no aportar alimentos guardados, por más que estén refrigerados. Lo ideal es elaborar los alimentos y al momento administrarlos, sobre todo embutidos y productos de pastelería que se colonizan rápidamente con bacterias o virus. Se deben desinfectar los utensilios utilizados para la preparación de los alimentos, verificar fechas de vencimiento y no cortar la cadena de frío de los mismos”.

Por ejemplo, el helado es el postre más elegido durante el verano, pero los niños y niñas deberían consumirlo después del año y medio. “Lo más importante es la conservación de la cadena de frío, porque se puede desencadenar una contaminación rápida lo que va a tener un efecto colateral importante, como podría ser el Síndrome Urémico Hemolítico, que va a afectar principalmente los riñones, pero también otros órganos, y puede producir insuficiencia renal aguda”.

No infecciosas 
Con respecto a las patologías no infecciosas, la pediatra destacó el aumento de los golpes de calor o insolaciones, sobre todo en los niños y niñas más pequeños, que se exponen a altas temperaturas sin protección solar en determinadas horas del día.

En niños y niñas se recomienda una pantalla solar factor +50, y en lactantes factor +75, además de ropa clara que cubra la mayoría del cuerpo, sombrero o gorra, para que el calor no afecte el cuero cabelludo y aportar alimentos como frutas y verduras, y bebidas no azucaradas.

“Varias horas expuestos a altas temperaturas, sin la hidratación que corresponde, va a generar vómito, mucho dolor de cabeza y fiebre, lo que nos puede hacer sospechar que hay un proceso infeccioso, pero en realidad es por la exposición a altas temperaturas, lo que ocurre después de las 10 de la mañana hasta las 17 horas”, finalizó la doctora Patricia Rojas. 
 

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Granizo en el Valle Central video

Te Puede Interesar