La pandemia || tras unos días sin casos positivos

La gente se distendió y volvió a salir a las calles

En el microcentro hubo largas filas en los bancos y en locales de pago de impuestos y servicios sin respetar las medidas sanitarias.
miércoles, 15 de julio de 2020 · 01:10

La imagen de las calles de la ciudad de Catamarca desoladas ante el temor por la aparición de los primeros casos de COVID-19 duró poco. Al parecer, que durante el fin de semana pasado y el comienzo de esta semana no se hayan detectado casos positivos hizo que la gente se relaje y salga a la calle a pesar de que rige la fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Luego de 105 días sin casos, Catamarca atravesaba la fase 5 de distanciamiento social y muchas eran las actividades que se habían habilitado con sus debidos protocolos sanitarios a respetar para evitar que haya propagación del virus en caso de detectar casos. Sin embargo el pasado 3 de julio, con la confirmación del primer caso, Catamarca volvió a la fase 1, en la que solo los servicios esenciales están permitidos de seguir con su actividad y la cuarentena volvió a ser estricta. A pesar de que los casos crecieron en los días sucesivos hasta llegar a los 40 que había hasta ayer a la mañana (anoche se confirmó que son 42), haber atravesado 3 días sin casos positivos (hasta ayer) hizo que mucha gente se relajara y saliera por las calles del microcentro a pesar de que las medidas todavía están vigentes y el brote no se declaró contenido.

Así tanto el lunes como ayer se vieron largas filas de personas en la zona de los bancos y locales de pago de impuestos y servicios, como así también en los supermercados. Además, hubo algunos embotellamientos de vehículos en las calles céntricas producto de la gran cantidad de gente que se decidió a circular.

A pesar de las recomendaciones, se pudo ver a muchas personas sin el barbijo obligatorio que rige desde hace meses, como así tampoco se respeta el distanciamiento social, especialmente en las zonas de ingreso a los bancos.

Por otro lado, la atención en las entidades bancarias, aún cuando se hace por turnos espaciados y programados vía online, colapsó y mucha gente se dirige fuera del horario permitido e incluso otros pretenden ser atendidos pese a no contar con el correspondiente turno previo. La imagen se repitió estos días especialmente en la cuadra de Rivadavia, entre Esquiú y República, donde se encuentran bancos y entidades de pago rápido de impuestos y servicios, que se vio colmada de gente y generó que se cierre el acceso para los vehículos.

Este relajamiento también se percibe en los distintos barrios de la periferia donde la gente también volvió a salir a las calles. Mucha de ésta pretende realizar actividades físicas a pesar de que no están permitidas. 

Por ahora, el COE Provincial espera contener este brote inicial de coronavirus y pide extremar las medidas a la población, debido a que si bien hubo algunos días sin casos positivos, a quienes los resultados les dieron negativo todavía deben esperar la contraprueba para saber si definitivamente no contrajeron el virus.

Mientras tanto, los comercios luchan por la reapertura de sus locales de distintos rubros para tratar de enfrentar esta crisis económica. En el interior de la provincia se fue flexibilizando y por ejemplo en Belén y Santa María ya abrieron. En la Capital estarían próximos también a habilitarse teniendo en cuenta el cobro de aguinaldo de los trabajadores y la cercanía con el Día del Amigo, una fecha que puede generar un repunte de las ventas.

Otras Noticias