La pandemia || afirmaron empresarios del sector

Estiman que puede haber menos carne, pero descartan desabastecimiento

El cierre del frigorífico Natilla causó incertidumbre entre los clientes y consumidores en este fin de semana largo.
viernes, 10 de julio de 2020 · 01:10

El frigorífico Natilla fue cerrado de forma temporal en sus instalaciones en el complejo industrial El Pantanillo por detectar casos de COVID-19 en la empresa. Ante el cierre, los clientes se mostraron preocupados ante un posible desabastecimiento en toda la provincia. Sin embargo, los empresarios de la carne descartaron que las carnicerías se queden sin carne, ya que no solo Natilla puede abastecer aunque reconocieron que la mayor cartera de clientes la tiene el frigorífico ahora en cuarentena. 

Germán Vittore y Gustavo Walther, empresarios de la carne, manifestaron que los consumidores deben estar tranquilos, ya que no se trata de un desabastecimiento que no se pueda subsanar entre el sector. De hecho, no todo se faena en Natilla, ya que existen otros lugares y otros abastecedores de carne en la provincia. De este modo, consideraron que puede haber menos cantidad de carne o de cortes, pero no un desabastecimiento total. 

“Hay stock el problema puede llegar a darse en quienes no pueden sacar la carne dentro del frigorífico hoy cerrado. Entre todos se puede abastecer un fin de semana luego esto seguro se subsana. De todas maneras hay otras carnes como pollo, cerdo, pescado. Pero la gente debe estar tranquila porque la mayoría de las carnicerías tienen cámaras y guardan carne, es decir tiene stock”. 

“Se faena en El Hueco, el hecho de que Natilla no salga complicará, pero no significa que se queden sin stock, considero que carne habrá y si bien el frigorífico tiene muchos clientes, entre todo se podrá ayudar. Por eso se debe aclarar que la provincia no queda desabastecida porque cierre Natilla”, consideraron ambos empresarios del sector. 

Por otra parte, los carniceros de barrios aseguraron que podrán trabajar aunque no con todos los cortes, ya que no podrán reponer el stock hasta el lunes. Además, dijeron que buscarán otras alternativas para poder vender todo lo que tengan y comenzar el lunes seguramente cuando exista un panorama más claro sobre el frigorífico y cómo será la estrategia de la empresa para distribuir la carne. 

De igual modo, lamentaron que a la hora de cerrar el frigorífico muchos no habían retirado lo enviado para faena, es decir que el producto comprado quedó dentro de la empresa y no pueden retirarlo. Esto sucede sobre todo en el rubro del cerdo, ya que la firma recibe una importante cantidad de pedidos de faena de cerdo.

Interior
El cierre del frigorífico Natilla, alarmó tanto a los carniceros del Valle Central como también en el interior provincial, ya que la firma llega a todos los departamentos, incluso a provincias vecinas como Tucumán, Salta y Jujuy. 

En el interior, algunos intendentes tomaron la determinación de cerrar carnicerías y solicitaron a los carniceros y sus familias que tomen los recaudos necesarios. De este modo, se activaron los protocolos en Andalgalá, Fiambalá y Tinogasta. 

En tanto que en Tucumán se activó la alarma por la distribución de carne en la zona.  Por ello cerraron carnicerías de El Mollar, Amaicha y Colalao, y sus dueños y empleados fueron aislados. Igualmente desde el Sistema Provincial de Salud de Tucumán aseguraron que la situación estaba controlada.

El cierre de la empresa fue una decisión del Gobierno y se debe a la detección epidemiológica de casos positivos de COVID-19 en el marco de la empresa.

“Al contar con una amplia red de elaboración y distribución, debemos realizar este cierre preventivo para bloquear otros posibles casos”, explicaron desde el Poder Ejecutivo. 

Otras Noticias