después de 2 meses volvieron a la actividad

Con poca clientela y un estricto protocolo reabrieron los bares

La asistencia fue escasa y con cierto temor, pero los propietarios confían en que repuntará las próximas semanas.
domingo, 24 de mayo de 2020 · 01:10

Con una escasa clientela, pero con la satisfacción de retomar el trabajo, ayer reabrieron bares y restaurantes de la Capital bajo un estricto protocolo sanitario y tras dos meses de permanecer cerrados. Si bien la apertura era muy esperada, especialmente por trabajadores y propietarios de los locales, ayer la concurrencia fue escasa. Desde los bares explicaron que la falta de dinero al ser fin de mes y el temor de muchos ciudadanos a reactivar la actividad normal influyó. Sin embargo, creen que en los próximos días podría repuntar la situación.

En un recorrido realizado por El Ancasti por los bares y restaurantes del microcentro de la ciudad, tanto durante la mañana como por la tarde (fueron habilitados para abrir de 7 a 22) se pudo comprobar que la asistencia de clientes fue escasa. Incluso algunos bares aún no abrieron sus puertas y ayer se encontraban adecuando sus instalaciones para poder cumplir con todas las exigencias que demanda el estricto protocolo establecido (ver página 5) por el Ministerio de Salud.

De acuerdo con lo que comentaron mozos y encargados de los locales, la expectativa era alta debido a que muchos clientes que seguían comprando bajo la modalidad de delivery les manifestaban su deseo de que reabran los bares. Sin embargo, esa expectativa no se vio reflejada en la clientela de ayer. Entre las razones para esta escasez de comensales enumeraron: el temor de la gente a los contagios y a salir de la casa; que se haya habilitado el sector llegando a fin de mes cuando la gente ya no tiene tanto dinero para salir a tomar o comer algo; el frío; como así también que sea un fin de semana largo donde no había demasiado movimiento. “Muchos pasaban y miraban a ver si cumplíamos el protocolo u observaban cómo se estaba trabajando y la disposición de las mesas” contó un mozo de un restaurante de calle República. Otros achacaron que al no haber turismo, que implica una parte importante del movimiento en los bares, eso también impacta en la baja clientela.

La mayoría de los locales gastronómicos que ayer abrieron lo hicieron en horario corrido. Explicaron que tienen la orden de que a partir de las 21.30 ya no se deje ingresar a nadie más, y a las 22 tener el salón sin clientes. A partir de entonces se limpia y desinfecta el lugar, y en la cocina continúan trabajando aquellos que ofrecen comidas elaboradas, pero ya con la modalidad delivery o retiro en el lugar. Los encargados de los locales coincidieron en señalar que sería positivo que se extienda el horario de cierre, para que los clientes puedan llegar a cenar, ya que en la provincia están acostumbrados a hacerlo más tarde que el impuesto con la habilitación y confían en que se concretará en los próximos días.

Los más optimistas creen que con el transcurso de la semana la cuestión mejorará y que de a poco se irán colmando nuevamente las mesas. Por otra parte, comentaron que permanentemente deben explicarles a los clientes cuál es el protocolo a seguir, ya que muchos aún no se acostumbran. “La gente que vino necesitaba salir, tomar aire y dejar el aislamiento aunque sea por un rato. Y nosotros estamos contentos porque también queríamos retomar de algún modo la normalidad del trabajo”, explicó la encargada de un local de calle Sarmiento.

En tanto que ayer hubo recorridos de diferentes áreas del municipio y de la provincia en los bares para controlar cómo se estaba desarrollando la actividad, donde registraron que la totalidad cumplió con el protocolo.

Quieren que el horario corrido quede fijo

El diputado provincial Juan Carlos Rojas, actual secretario general de la UTHGRA Catamarca, dio su visión de la vuelta de los bares y restaurantes desde este fin de semana en la provincia. “Si el sector gastronómico hace bien las cosas, seguramente las otras actividades se van a ir soltando. Va a ser una referencia”, consideró. Respecto al horario comercial dijo: "Me gusta mucho haber visto que adoptamos un ritmo parecido al de las grandes ciudades. Aprovechamos la siesta y estamos temprano con la familia en casa. Me gustaría que quede para siempre. La gente, al estar en el centro haciendo sus actividades, se va a llegar a los bares a comer”.

“Esto ha sido tremendo, durísimo. Y creo que de todas las cosas complicadas podemos arrancar corrigiendo normas. Hago referencia a que el sector empresarial se acercó a nosotros, nosotros a ellos como sindicato de trabajadores”, indicó. “También encontramos el acompañamiento del Gobernador, que nos ha facilitado ingresar al COE, que es donde se toman las decisiones”, agregó.

Rojas consideró que esta pandemia será una “oportunidad para los buenos empresarios, los que respeten las normas”, lamentando que son muchos los que han quedado en el camino por la crisis.

“Esperamos que los trabajadores nuestros puedan ponerse en marcha con lo que hacen mejor y ahora es responsabilidad de nosotros cumplir con las normas que están en el protocolo”, explicó.

Respecto al protocolo, indicó que se imitó el modelo establecido en Jujuy y se tomaron lineamientos establecidos por UTHGRA a nivel nacional.

Las principales exigencias

El Ministerio de Salud de la provincia elaboró un estricto protocolo para el funcionamiento de bares y restaurantes que fueron habilitados desde ayer. Muchos debieron capacitar al personal para poder cumplir con las medidas dispuestas por la ministra de la cartera sanitaria, Claudia Palladino. En tanto que otros hicieron inversiones para readecuar los espacios de atención al público y seguir lo establecido. Incluso ayer muchos bares decidieron no abrir hasta adecuarse a los protocolos establecidos y así no exponerse a posibles sanciones. Éstos serían los puntos a cumplir por los establecimientos gastronómicos:

INGRESO Y EGRESO
- Dividir la zona de ingreso y egreso. Señalizar con cintas adhesivas u otro método, a fin de evitar el encuentro entre los clientes, personas que ingresan y salen.

- Se colocarán 2 (dos) trapos de piso con lavandina diluida en agua. El primero será colocado del lado de afuera de la puerta de acceso al local, quien ingrese deberá realizar la limpieza de los pies en él. El segundo estará dentro del local. Nuevamente se deberá realizar la limpieza de pies. Los trapos de piso con lavandina se lavarán en promedio cada 10 clientes de tránsito, o cada 2 horas, lo que ocurra primero.

- Los clientes no podrán tocar la puerta de ingreso.

EN LA ZONA DE PRESTACIÓN DEL SERVICIO GASTRONÓMICO:
- Se autorizará la permanencia de hasta un 50% de la capacidad total habilitada. Los clientes que no dispongan de ubicación para sentarse deberán esperar afuera del establecimiento o en zona habilitada para tal fin que cumpla las pautas de distanciamiento.

- Disponer las mesas de tal manera que queden separadas por una distancia de dos metros o entre ellas barreras físicas de plástico, vidrio o acrílico. *Ver esquema al final del protocolo.

- Asegurar la limpieza y desinfección de mesas y superficies en contacto con comensales. Las mesas y sillas deberán desinfectarse luego que se retire cada comensal y siempre antes que se siente uno nuevo con alcohol al 70%.

- Las servilletas de tela deberán ser reemplazadas por servilletas de papel, como así también los manteles. Se sugiere el uso de individuales de papel, cuerina o similar.

- Envolver los cubiertos lavados y desinfectados en bolsitas individuales.

- Fomentar el pago electrónico a fin de reducir al máximo el intercambio de billetes. En caso de que el pago se realice a través de tarjetas de crédito o débito, se deberán desinfectar tanto el plástico como el posnet utilizado con solución de agua y alcohol.

- Desinfectar con alcohol cartas, mostradores, mesas, barras, pasamanos, picaportes y comanderos.

- Los comercios dispondrán en sus sectores de atención al público de banners, audios u otro material de difusión referido a la prevención de COVID-19.

PARA LOS MOZOS:
- Se deberá disponer de un sobre para la recepción de las propinas, ya que el mozo no podrá tener contacto con el dinero, salvo que el mozo sea el encargado de cobrar.

PARA LOS CLIENTES:
- No compartir copas, vasos o tazas, utensilios para comer, alimentos o bebidas con otras personas

- En caso de toser o estornudar, hacerlo cubriéndose con el pliegue del codo, para evitar propagación de fluidos, proceder a lavarse y/o desinfectar las manos.

EN LA ZONA DE BAÑOS:
- Limpiar y desinfectar pisos y paredes cada 2 horas por día. Utilizar soluciones de hipoclorito de sodio al 1% o productos de limpieza derivados del cloro.

PARA LOS TRABAJADORES:
- Al llegar a su domicilio: colocar un trapo embebido en agua con lavandina en el exterior del domicilio para desinfectar la suela de los zapatos; quitarse los zapatos en la puerta del domicilio; abrir la puerta con el codo o utilizando papel; ingresar descalzo a un sitio donde pueda dejar los objetos personales; desvestirse y colocar la ropa en el lavarropas; lavarse correctamente las manos; bañarse y colocarse ropa limpia; desinfectar por arriba los zapatos y los objetos personales.

 

Otras Noticias