tienen entre 18 y 21 años

Cinco jóvenes de Los Altos, dentro de la Armada Argentina

Son los primeros de la zona en ingresar a la fuerza, según los conocedores. Recibieron el apoyo de todo el pueblo.
miércoles, 19 de junio de 2019 · 04:00

Kevin Lobo, Christian Rodríguez, Liliana del Jesús Álvarez, Cecilia Reinoso y Brando Lobo son aspirantes a Marinero Tropa Voluntaria, que se encuentran realizando el Período Selectivo Preliminar (PSP) en dependencias del Comando de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina (COIE). Oriundos de Los Altos, los jóvenes se convirtieron en los primeros nacidos en esa localidad catamarqueña que a su egreso formarán parte de las filas de la Armada Argentina.
Luego de rendir los exámenes de ingreso en Tucumán, prepararon sus bolsos, se despidieron de familiares y amigos, y emprendieron juntos el viaje hacia la Base Naval Puerto Belgrano. Para algunos, la primera vez que dejaban su hogar.

“Cuando arribamos los cinco juntos nos sentimos impactados por llegar a un lugar tan inmenso y, a la vez, nuevo. Fueron muchísimas horas de viaje, en las que uno fue teniendo diversas sensaciones encontradas: nervios, alegría por el nuevo desafío, tristeza por dejar nuestros pagos y a nuestros familiares, y por último, una gran responsabilidad”, recuerda con profunda emoción la aspirante Liliana del Jesús Álvarez, de 18 años.

“Nuestros familiares estaban muy ansiosos cuando llegó el día de irnos y muchos vecinos se acercaron para preguntarnos si necesitábamos algo”, comentó sonriente Cecilia Reinoso de 21 años.

Por su parte, Kevin Lobo, de 20 años, recuerda su infancia jugando en los campos familiares. “Mi mamá y mi papá se dedicaban a la cosecha de la papa, maíz y el tabaco; por eso se me viene a la memoria estar corriendo entre las plantaciones con mis hermanos. Cuando no respetábamos lo que nos decían, nos poníamos a cosechar los alimentos y a hacer el 'apartaje' y limpieza de las hojas verdes del tabaco”.

El aspirante Rodríguez nació en Buenos Aires hace 21 años y es hijo adoptivo de Los Altos. “Mi padre es de allí, pero por cuestiones laborales de él, viví en Buenos Aires hasta los 7 años. Luego de unas vacaciones donde viajamos a Catamarca, decidió que nos mudáramos junto a mi hermana más chica ya que mi abuela estaba muy enferma y necesitaba de nuestro cuidado”, recordó muy emocionado.

Y agregó que, en una decisión muy triste, tuvo que abandonar los estudios para ayudar a su padre. “Llegué hasta el 6° año porque la situación económica era muy complicada y necesitábamos trabajar. En ese tiempo conocí la historia de Gerardo, quien tenía experiencia en la Armada; él me terminó convenciendo para que me vaya a anotar a la Delegación Tucumán. Luego de presentar los papeles, rendir y ser seleccionado, sentí una alegría inmensa”.

Junto a Kevin llegó su primo Brando Lobo, de 18 años, que recuerda las sensaciones que tuvo los primeros días de instrucción. “No fue sencillo y al principio me costó y los días se me hicieron muy largos, pero a medida que pasó el tiempo me acostumbré a la rutina”, señaló. Para Brando esta experiencia es única: “Hay situaciones que estamos viviendo y que con palabras no se pueden explicar. Tengo amigos que están interesados en ingresar y ojalá tomen la decisión de hacerlo. Estando acá se aprecia mucho a la familia y se valora lo poco o nada que se tiene”.

Los aspirantes 
Jóvenes hombres y mujeres procedentes de varias provincias del país se encuentran en el PSP desde abril. Durante casi ocho semanas se les brindaron los primeros conceptos vinculados a la instrucción militar básica necesaria que les permita a futuro desenvolverse en la rutina según las tareas que les serán asignadas en las unidades a las cuales serán destinados: Infantería, Seguridad y Dotación o Servicios.
El egreso como marineros segundos Tropa Voluntaria será realizado en forma coincidente con la ceremonia de jura de la bandera. 

Otras Noticias