pedaleando por una causa

Perdió dos hijos por Fibrosis quística y recorre el país en bicicleta por una ley de tratamiento

Luis Garay estuvo el lunes en San Juan y llegaría a Catamarca entre jueves y viernes. Planea llegar a Capital Federal el 8 de septiembre, Día de la Fibrosis Quística.
miércoles, 12 de junio de 2019 · 11:12

Luis Garay es un padre que está recorriendo todo el país en bicicleta para visibilizar la lucha contra la Fibrosis Quística, una enfermedad multisistémica cuyos tratamientos, y ese es el motivo del reclamo, no son actualmente garantizados por el Estado. Planea llegar a Capital Federal el 8 de septiembre, Día de la Fibrosis Quística. Entre jueves y viernes, Garay llegaría a Catamarca. 

“Un 13 de mayo, al cielo volaba mi hija Nadia por una enfermedad llamada fibrosis quística. Un dolor que, como padre, te marca el corazón para siempre. Y al tiempo, la partida de otro hijo, Mario”, decía Luis, quien ya perdió a sus hijos Mario y Nadia, a manos de esta enfermedad.

El lunes 13 de mayo Garay salió en bicicleta desde el Hospital Infantil de Alta Córdoba, pasando por el Hospital de Niños y el Hospital San Roque para emprender a un viaje que luego de recorrer el país reuniendo firmas y compartiendo información sobre el tema, lo llevará a Capital Federal.

Los que se suman a esta lucha reclaman que se debata un proyecto de ley presentado en el Congreso que exige la cobertura médica gratuita a todas las personas que padecen fibrosis quística.

La Fibrosis Quística

Se adquiere por herencia cuando coincide que ambos progenitores son portadores sanos de la enfermedad (se da en uno cada seis mil matrimonios), pero no se verifica en todos los casos sino en el 25% de ellos, según arrojan los estudios que analizaron el fenómeno. Hasta el momento se diagnosticaron unos dos (2.000) pacientes en todo el país, aunque semana a semana se dan a conocer nuevos casos. Una vez adquirida la enfermedad, el paciente, casi siempre niños, para sobrellevarla y lograr una calidad de vida respetable, requiere de costosos tratamientos que superan los quinientos mil pesos ($500.000) mensuales, sin considerar si se requiere de internación. Todo aquel paciente que no logre acceder a este tratamiento, tarde o temprano, lamentablemente, fallece. Son muy pocas las mutuales de salud que se hacen cargo de estos gastos, por lo que todos los enfermos que no estén cubiertos por un seguro médico o no dispongan de ayuda o fondos propios para afrontar esos costos, les espera un  doloroso final.

Otras Noticias