domingo 25 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Secretaría de Cultura

El Shincal y Londres fueron escenarios de los rituales del Carnaval

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de febrero de 2018 - 15:31 Por Redacción El Ancasti

El “Topamiento de Comadres” en El Shincal, y el tradicional festejo de Carnaval, se vivieron a pleno el fin de semana en la calles de Londres, departamento Belén, donde la comunidad participó de diversas propuestas organizadas por la Secretaría de Estado de Cultura, en conjunto con el Museo del Sitio Shincal de Quimivil y la Municipalidad de Lóndres, Belén.

Las actividades contaron con la presencia de la secretaria de Estado de Cultura, María Jimena Moreno, el Director Provincial de Acción Cultural, Víctor “Alico” Espilocín, La Directora del Museo “El Shincal”, Paula Espósito, el profesor Mario Toro, artistas de la Comparsa Calchaquí de Mutquín, grupos musicales de la localidad y la comunidad que fue parte de las ceremonias del Carnaval.

El jueves, en el Museo del sitio arqueológico “El Shincal de Quimivil”, tuvo lugar la ceremonia “Topamiento de Comadres” a cargo del profesor Mario Toro, quien compartió con la gente los orígenes de este ritual de Carnaval y representaciones que se matizaron con coplas picarescas interpretadas junto a copleros de la región, y un cierre a cargo de la agrupación Furia Musical.

El topamiento es un ritual propio del Carnaval, tiene una connotación social-afectiva, conocida también con el nombre de “compadrazo”, porque la función del topamiento no es más que un pacto imborrable hecho por los compadres (cumpa) y comadres (cumas) que los une de por vida a través de un lazo de afecto indestructible.

Por las calles de Londres

Las actividades continuaron el viernes en la localidad de Londres, cuyas calles fueron recorridas por la Comparsa Calchaquí de Mutquín, partiendo desde la plaza principal “Eusebio Colombres” y recorriendo el pueblo sumando a los habitantes de barrios como San Juan, Las Flores, San Martín y San Ramón.

Como lo indica la tradición del Carnaval, recorriendo las calles, los miembros de las comparsas enmascaran sus rostros y disfrazan sus cuerpos como el mismísimo Pujllay, un muñeco que preside los festejos representando la alegría del carnaval. Al finalizar estos días carnavaleros, cada comparsa vuelve a su mojón, hace nuevas ofrendas a la Madrea Tierra y se procede a enterrar al Pucllay. De esta forma se realiza el entierro del carnaval, que vuelve a la Pachamama hasta el año siguiente para ser desenterrado nuevamente y presidir los festejos del próximo carnaval.

“Niños y adultos se acercaron a participar, bailaron y se sumaron a las ceremonias recordando como solían festejar el Carnaval y celebrando que estas tradiciones hayan resurgido”, destacó la secretaria de Estado de Cultura, Jimena Moreno.

Es la primera vez que se realiza este tipo de rescate de tradiciones, en este caso del Carnaval, y es intención de la Secretaría de Cultura continuar con este tipo de actividades en los pueblos de toda la provincia.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Enfermedad de Fabry. 

Te Puede Interesar