Tras la polémica, Tinelli donó dos mil dólares al hospital de Esquel

viernes, 27 de marzo de 2020 · 10:31

Llegó a Esquel el jueves 19, horas antes de que el presidente Alberto Fernández decretase la cuarentena total obligatoria. Tomó un vuelo privado que aterrizó en el Aeropuerto Internacional Brigadier General Antonio Parodi.

Allí lo esperaban dos camionetas que lo trasladaron, junto a sus acompañantes, a la estancia "Trafipan". En la entrada de la ciudad se topó con un retén policial y se sometió, como cualquier hijo de vecino, al control de temperatura. Allí lo encontraron algunos periodistas locales, que descubrieron al resto de su comitiva: su mujer, Guillermina Valdes, sus hijos Candelaria y Lorenzo, el nuevo novio de Candelaria (un futbolista llamado Federico Giuliani), y dos hijos de Guillermina. Después de medirse la fiebre, Marcelo habló con los cronistas:

"Hace veintidós años que tengo casa acá y vine a hacer la cuarentena con mi familia. Tengo domicilio en esta ciudad desde el año 1998. Con el gobernador (por Mariano Arcioni) entendimos que no había ningún problema para venir. Sentía que con mi familia estaba bueno estar acá, sobre todo con chicos adolescentes. Así como hay gente que se va al country de Buenos Aires o a su casa para pasar este aislamiento que está dictando el gobierno nacional, nosotros lo podíamos pasar acá en Esquel en nuestra casa. Nos vamos a quedar los días que sean necesarios", dijo.

Su decisión de pasar el confinamiento en el Sur y sus declaraciones fueron debatidas en televisión. ¿No debería haberse quedado en su casa? ¿Por qué dice que tiene domicilio en Esquel y vota en Palermo?, se preguntaron. Algunos periodistas y animadores lo criticaron ferozmente.

Otras Noticias