Martínez pasó un pésimo momento en España: "Pensé que me moría"

El actor había viajado para presentar su última película, pero una complicación en su salud obligó a que lo internaran de urgencia.
viernes, 13 de septiembre de 2019 · 10:55

Lo que era un viaje de trabajo para lanzar su película “Vivir dos veces”, filmada a finales del año pasado en ese país, terminó en una de las peores experiencias de la vida de Oscar Martínez. 

Es que el reconocido actor argentino partió la semana pasada a la Madre Patria junto a su esposa, Marina Borensztein, para hacer la promoción y estar el viernes en el estreno del film dirigido por María Ripoll y protagonizado por él, Inma Cuesta, Mafalda Carbonell, Nacho López y Aina Clotet.

En medio de la vorágine laboral, Martínez sufrió una descompensación por la que debió ser internado de urgencia. 

"Estoy bien. Pero me pegué un susto bárbaro… Estuve dos días internado por una crisis de vértigo severa. Se produjo por un virus o una inflamación del oído interno. Pero ya está superada. La verdad es que no quiero llevar alarma a la gente que me quiere en Argentina, pero fue un momento espantoso", confesó el artista en diálogo con Teleshow.

El actor ya está en su casa española, pero le quedó el recuerdo de una de los peores momentos de su vida: "Es una experiencia horrible, fue lo peor que me pasó en la vida. Tengo una salud impecable y jamás estuve internado, ni viajé en ambulancias. Esta es la primera vez". 

"Esto que tuve se llama vértigo central o periférico. En mi caso fue periférico. Si hubiera sido central, habría sido más grave ya que eso hubiera sido un accidente cerebro vascular (ACV). Si es periférico puede ser provocado por la cervical, que alteró los otolitos del oído interno. Es espantoso, te gira todo el campo visual a una velocidad tremenda, como si fuera un carrusel", explicó sobre su diagnóstico. 

Oscar recordó cómo fue la dramática situación donde sintió que perdía la vida: "Ya pasó, estoy bien, me pegué un susto bárbaro. En el momento si bien era escasa la lucidez que podía tener, me dije 'te estás muriendo, esto es un ACV'. El episodio fue así, bajé al baño en un restaurant y me agarró esto y me caí al piso, no podía ni subir al salón, estaba mi mujer (Marina Borensztein) con un matrimonio amigo. Subí las escaleras como pude, parecía más muerto que vivo. Ahora ya está todo bien, ya pasó por suerte".

Finalmente hizo referencia al trato en la institución sanitaria de España: "Ni bien llegué al hospital desestimaron hacerme una resonancia magnética. Los síntomas eran espantosos, pero los médicos enseguida me dijeron que no era algo de gravedad, y me explicaron lo del vértigo periférico".

Otras Noticias