viernes 30 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cámara de Diputados de la Nación

Tras un acuerdo político, se repudió el intento de magnicidio

El oficialismo accedió a realizar modificaciones para lograr la unidad. El PRO votó, pero no se quedó en el debate.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
4 de septiembre de 2022 - 00:15

Tras un acuerdo entre el Frente Todos y Juntos por el Cambio, la Cámara de Diputados aprobó ayer un proyecto de repudio al atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, en el marco de una sesión especial con clima tenso, pero sin cruces directos.

La jornada había arrancado con incertidumbre sobre si el PRO iba a participar del debate, algo que se terminó de definir durante la reunión de labor previa a la sesión.

En ese momento, los comandados por Cristian Ritondo decidieron asistir al recinto, votar y retirarse sin presenciar los discursos.

"No es la calle ni el recinto el lugar para determinar los culpables de un delito", afirmó el presidente del bloque del PRO.

Aunque estaba previsto para las 12 de este sábado, el encuentro legislativo se demoró como consecuencia de esa negociación entre ambos espacios, ya que la oposición no apoyaba el proyecto de resolución planteado por la titular de la Cámara baja, Cecilia Moreau y pretendía cambios.

Luego de varios intercambios, ambas bancadas acordaron realizar modificaciones en el texto original y de esa manera se destrabaron las tratativas.

La sesión especial convocada por Moreau tenía como objetivo tratar un único tema: el proyecto de resolución para expresar la "más enérgica condena y repudio al intento de magnicidio cometido contra la actual vicepresidenta y dos veces Presidenta de la Nación Argentina, Cristina Kirchner".

"Además, manifestamos nuestra absoluta solidaridad con la señora vicepresidenta y su familia. Exigimos el pronto y completo esclarecimiento y condena a los responsables de este hecho lamentable que empaña la vida en democracia. Exhortamos a la dirigencia toda y a la sociedad a buscar todos los caminos que conduzcan a la paz social", señala la iniciativa aprobada.

De esta manera, se modificó la oración final que en la propuesta original manifestaba: "Instamos a toda la dirigencia política, sindical, empresarial y a la sociedad a condenar el atentado perpetrado y a la responsabilidad y compromiso de erradicar la violencia política y los discursos de odio en nuestro país".

A las 12.48 se dio inicio formal a la sesión especial con la presencia de 138 diputados. Además, la ocasión se destacó por ser la primera sesión presidida por Cecilia Moreau, quien asumió luego de que Sergio Massa dejara el puesto para hacerse cargo del Ministerio de Economía.

"Nunca pensé que esta iba a ser la primera sesión que me tocase presidir, habiendo crecido en democracia", expresó la titular del cuerpo legislativo.

La iniciativa de repudio fue votada a mano alzada, por no haber pasado por comisión, y rápidamente fue aprobada.

"No es la calle ni el recinto el lugar para determinar los culpables de un delito. Es el Poder Judicial el único que tiene el deber de investigar, juzgar y condenar. No queremos que este hecho gravísimo sea utilizado con el objetivo de generar más divisiones, asignar culpables y mucho menos convertirse en una tribuna para atacar oposición política, Poder Judicial y los medios de comunicación", justificó Ritondo al explicar la retirada del recinto tras la votación.

En tanto, el Frente de Izquierda se abstuvo, por considerar que el texto de consenso no contenía el "pensamiento" de la bancada, según explicó Nicolás Del Caño.

El jefe del bloque de diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, aseguró que "la divisoria es entre demócratas y no demócratas".

"Estos eventos imprevisibles y siniestros tienen que congregar a todos los demócratas para los que la violencia no puede ser legitimada como método político. La divisoria es entre demócratas y no demócratas", señaló el cordobés.

Picante cruce entre Milei y Moreau por el lenguaje

El diputado Javier Milei sumó otra polémica luego de tener un fuerte entredicho con la titular de la Cámara Baja, Cecilia Moreau, durante el cierre de su participación en la sesión especial del Congreso, que derivó en un enojado desaire y la intempestuosa salida del libertario, que se fue del recinto a los gritos.

El eje de la pelea Milei-Moreau fue el lenguaje. Es que el economista se negó a decirle 'presidenta' a Moreau durante las veces que debió dirigirse a ella, negándose a utilizar el pronombre femenino y reemplazándolo por 'presidente'. No solo eso, también acentuaba en cada ocasión que podía la 'é' del cierre. Moreau le marcó en varias ocasiones el error gramatical.

"Hubo muertos hoy y muertos mañana. Y la política se sigue mirando el ombligo. Desde La Libertad Avanza repudiamos la violencia, pero no aceptamos también este circo dantesco de la política", cerró Milei.

Y, sobre el cierre, volvió a llamarla 'presidente'. Con humor, Moreau le devolvió el gesto. "Muchas gracias diputada", lanzó.

El entrecruce despertó la risa de los distintos congresistas presentes en el recinto, incluyendo a la diputada Romina Del Pla, que se disponía a hablar. Pero Milei comenzó a elevar el tono de voz y se fue del recinto, mientras Moreau le pedía que se calme. "No grite, diputado".

El libertario se fue gritándole "casta" varias veces a todos sus compañeros de recinto.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar