domingo 19 de mayo de 2024
Crimen de Fernando Báez Sosa

Thomsen pidió que se le revoque la prisión perpetua

Con un nuevo abogado, el rugbier condenado a la pena máxima también pidió la realización de un nuevo juicio.

Máximo Thomsen, el principal imputado del grupo de rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa, asegura que el abogado que los representó a todos no hizo una defensa eficiente y reclama nuevo juicio. Además, cuestiona que él nunca apareció grabado pegándole a Fernando aquel enero de 2020 y que no hubo premeditación en ir a matarlo ni hubo intención de hacerlo en ningún momento.

Thomsen pidió ayer a la Corte Suprema de Justicia Bonaerense que declare nulo el juicio que lo condenó a prisión perpetua por el crimen ocurrido el 18 de enero del 2020 en Villa Gesell, y asegura que no está probado que él le haya pegado, así como tampoco que existió un plan premeditado para hacerlo.

Lo hizo con su nuevo abogado Francisco Oneto al apelar el fallo de la Cámara de Casación Bonaerense que confirmó la condena a perpetua para él, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi; en tanto, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi recibieron penas de 15 años de cárcel como partícipes secundarios.

El planteo del nuevo abogado es que Thomsen no tuvo una defensa anterior eficaz pues el entonces letrado Hugo Tomei representaba a los ocho rugbiers y, por querer hacerlo a la totalidad del grupo, no representó los intereses individuales de aquél.

Por eso, pide que se declare nulo aquel proceso y se haga un nuevo juicio a la par que niega que existió premeditación en el accionar del grupo, lo que determinó el agravante de prisión perpetua al homicidio durante el juicio. En ese sentido, refiere que hubo intereses contrapuestos y que, teniendo un único abogado, no pudo representarlos a cada uno de los ocho acusados.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar