martes 27 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Declaró la policía que estaba de guardia

"Suponía que estaba dormido o que era un momento de rebeldía"

La cabo Guadalupe Acevedo estaba de guardia el día del arresto de Pachao. Estuvo imputada en la causa pero fue sobreseída.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de agosto de 2022 - 12:04

En el recinto de la Cámara Penal de Segunda Nominación continuó ayer el debate por la muerte de Diego Pachao, quien falleció tras haber estado alojado en la Comisaría Séptima, y que tiene a seis policías sentados en el banquillo de los acusados. Tres testimonios fueron escuchados ayer, uno de los más importantes fue el de una policía que se encontraba de turno cuando arrestaron a Pachao aquel 11 de marzo y fue quien atendió a la madre del joven en la comisaría. Recordó que le gritó dos veces a Pachao que estaba tirado en el patio. Dijo que pensó que estaba durmiendo o era un “momento de rebeldía” del joven. En la jornada de ayer, y a pedido de las partes, el Tribunal hizo lugar primero a realizar una inspección ocular en la Comisaría Séptima y a convocar al estrado al neurólogo Rubén Manzi.

El Tribunal abrió el debate pasadas las 10 y la primera en declarar fue Claudia Benítez, especialista en diagnóstico por imágenes, quien habló sobre un informe que realizó tras observar un estudio realizado a Pachao. Solo el Ministerio Público Fiscal y la querella realizaron preguntas. Su testimonio fue breve.

Luego le tocó el turno a la médica Silvia Yebra, quien recibió a Diego Pachao la noche del domingo 11 de marzo de 2012, madrugada del lunes 12, en el Hospital San Juan Bautista. La médica se encontraba en el consultorio de la guardia y relató las tareas realizadas en la atención al joven y los estudios solicitados. Dijo que el paciente llegó “soporoso”, o sea “no estaba consciente”, explicó a preguntas de las partes.

“Estaba con hipotermia, sus pupilas no estaban en buenas condiciones”, puntualizó Yebra al indicar el estado en el que lo recibió.

Mencionó que solicitó que le hicieran una tomografía la que dio que tenía “una hemorragia cerebral y había hematoma en el tronco”, destacó.

Finalmente ingresó al estrado la policía cabo 1º Guadalupe Acevedo, quien estuvo imputada en la causa. Ayer declaró como testigo a pedido de un abogado de las partes.

La policía se encontraba de guardia cuando llegaron arrestados Pachao y González. Relató lo que ocurrió desde el momento en que ambos llegaron y hasta que ella se marchó a las 14. Luego Acevedo volvió al turno, a las 22, fue entonces cuando atendió a la madre de Pachao, quien le llevaba la comida para Diego.

“Esa mañana, antes de las 10, el móvil recorría y llamaron por teléfono diciendo que había dos individuos recorriendo por la zona del Circuito de la Vida, uno con un cuchillo y amenazando a los transeúntes; que tenía el torso desnudo. Le informo al móvil y se trasladan al lugar. Luego los traen arrestados a Pachao y a González”, señaló. Dijo que todo lo de la requisa fue rápido porque los policías debieron salir a otro requerimiento del que traen arrestado a Ridulfo.

“Tipo 12 lo llevan a la revisación médica y a horas 13 regresa el móvil a la base con los arrestados: Pachao, González y Ridulfo. Se les sacan las esposas y se los pone adentro del calabozo”, contó. Antes había manifestado que ambos se fueron a la revisación médica “caminando bien”.

Dijo que a las 14 se retiró al terminar su turno, pero regresó a las 22 de ese mismo 11 de marzo.

“Cuando llego a las 22, viene la mamá de Pachao y me pregunta si yo era la oficial de servicio, el oficial Bulacio, le digo que no, que cuando llegara le diría porque ella necesitaba entrevistarse con el oficial. Llega el oficial, le comunico que estaba la madre y antes de eso con el auxiliar Barrera se procedió a hacer la requisa de los calabozos. Me dice que estaba todo sin novedad. El oficial atendió a la mamá de Pachao”.

Dijo que tipo 23.30 se le dio la libertad a González, quien había sido arrestado con Pachao, y en ese momento volvió la madre de Pachao. Le traía comida.

Dijo que como Pachao estaba en el patio interno, “que está enrejado en la comisaría, lo llamo en reiteradas oportunidades, no contesta, me acerco a la guardia y le digo a la madre que no me contestaba”. Señaló que le gritó “Pachao, Pachao, tu mamá necesita saber cómo estás, te trajo alimentos”, pero él no reaccionó y dijo que estaba boca abajo. “Imaginé que estaba durmiendo o era un momento de rebeldía”, destacó.

Luego dijo que como la mamá de Pachao insistía en saber cómo estaba el joven, se acercó por la ventana y miró que se veía a Pachao como durmiendo boca abajo. Ante eso decidió llamar al oficial porque ella no podía ingresar al calabozo.

“Cuando ellos estaban en el calabozo (Barrera y Moya) me piden linterna porque no se veía. Allí se solicitó una ambulancia en clave roja de inmediato”, recordó. n

Citarán a Manzi como testigo

Antes de finalizar la audiencia, el Tribunal resolvió hacer lugar al pedido de la querella, que había solicitado se convoque a declarar al neurólogo Rubén Manzi, quien fue perito de parte en la autopsia. Las defensas se habían opuesto al pedido, sin embargo el Tribunal hizo lugar.

Asimismo, en otra solicitud, Pedro Vélez, defensor de Jorge Duilio Montivero, solicitó que se realice una inspección ocular en la Comisaría Séptima. Al correr vista a las partes ninguna se opuso. La medida se llevará a cabo pero aún no se dispuso el día.

Pasadas las 13.10 se pasó a un cuarto intermedio hasta hoy, cuando se retomará a las 9.30.

Los policías acusados son: Gustavo Eduardo Bulacios, Ricardo Barrera y Ricardo Varela, Claudio Nieva, Ramón Quevedo y Jorge Montivero.

Están imputados por vejaciones e incumplimiento en los deberes de funcionario público.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar