viernes 12 de julio de 2024
Nene desaparecido en Corrientes

Se intensifica la búsqueda de Loan

Loan Danilo Peña tiene 5 años. Es el menor de ocho hermanos. Su familia vive en Nueve de Julio, pero él y su padre, José, cruzaron el monte a caballo para visitar a su abuela en el paraje Algarrobal. Al llegar, José se tiró a dormir. Loan acompañó a tres mayores a recoger naranjas. Desde entonces, hace ya más de dos tres, no se sabe nada de él. Aunque hasta ahora solo apareció un elemento personal, su familia no pierde la esperanza de encontrarlo: "Va a estar todo bien, mi hermanito es muy fuerte".

Ayer las autoridades intensificaron el operativo de búsqueda, del que participan más de 300 personas y por el que ya se emitió un alerta Sofía. De él forman parte policías, bomberos voluntarios y vecinos, que recorren la zona a pie, a caballo y con la ayuda de drones y perros de rastreo. Se incorporó, además, un equipo especializado en el rescate de personas que llegó desde Buenos Aires. El trabajo es arduo: lleva ya tres días y dos noches.

"Creemos que Loan sigue en la zona, por eso lo seguimos buscando aquí", sostuvo Arnaldo Molina, jefe de Policía, que ayer acompañó al ministro de Seguridad provincial, Buenaventura Duarte. Más temprano, entre el personal del operativo estuvo presente uno de sus hermanos, Mariano Peña.

"Vamos a empezar la búsqueda desde el lugar en donde desapareció. Veremos por dónde nos guían los perros para encontrarlo. Va a estar todo bien. Sí o sí tenemos que tener alguna novedad durante la jornada de hoy", dijo el joven. "No descartamos nada, pero yo creo que está sano y salvo. Mi hermanito es muy fuerte", añadió en diálogo con Radio Sudamericana.

Loan se encontraba de visita en la casa de su abuela después de unos 8 kilómetros de viaje a caballo. A la hora de la siesta, su padre descansaba cuando un tío, un amigo de su tío y la pareja del amigo lo llevaron a recoger naranjas al monte. Lo acompañaron otros tres nenes, sus primos.

Según los testigos, en medio de la recolección de frutas Loan dijo que quería volver con su papá. Y desapareció. Segundos más tarde, siempre de acuerdo con el relato de sus acompañantes, intentaron buscarlo durante dos horas. Pero no encontraron rastros del niño.

En las últimas horas a los cerca de 300 efectivos de la Policía se sumaron agentes de Prefectura y baqueanos. Hicieron un rastrillaje de la zona. En la tarde del viernes hubo un hallazgo que puede ser clave: una zapatilla del nene. El elemento estaba enterrado en un bañado cerca de una laguna y fue identificado por el padre de Loan.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar