miércoles 22 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Abuso sexual

Se avanza con la prueba por la acusación contra el sacerdote López Márquez

Se tomó declaración a testigos. La fiscal de La Paz ordenó que se realicen pericias al joven denunciante.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de junio de 2022 - 00:30

En los primeros días de mayo salió a luz una nueva denuncia de abuso sexual eclesiástico. El hecho habría sucedido entre 2002 y 2003 en La Paz y la víctima habría sido un chico de 12 años. Durante casi 20 años guardó silencio hasta que a finales del año pasado decidió denunciar. En un primer momento, la Fiscalía de la Sexta Circunscripción Judicial, con asiento en Recreo, La Paz, desestimó la denuncia y ordenó el archivo al considerar que el hecho estaba prescripto. Sin embargo, la querella se opuso y la jueza de Control de Garantías Corina Pérez resolvió que la causa no estaba prescripta.

“Solamente pido justicia”, expresó el denunciante. El joven había contado que este religioso era amigo de la familia, dado que un familiar político también era cura. López Márquez y este familiar del denunciante eran amigos. Por ello, la cercanía hacia él –cuando era niño- y su familia. Esta situación habría sido aprovechada por el agresor. Por entonces, el denunciante era un chico de 12 años y no se animaba a contar lo que estaba sucediendo. Pensó que hablar con el sacerdote de la familia, a quien él conocía y le tenía confianza, podía poner fin a esta situación. Sin embargo, el religioso, quien lo conocía de muy pequeño, al ver la situación de vulnerabilidad del chico, en vez de ayudarlo, también abusó de él. No obstante, la denuncia solamente fue contra López Márquez porque el otro sacerdote falleció a principios del año pasado.

La magistrada al no hacer lugar a la desestimación y pedido de archivo, dispuso que se designe a una fiscal que investigue la denuncia. En este sentido, la fiscal Virginia Duarte Acosta quedó a cargo de la investigación.

La jueza Pérez mencionó como antecedente en su resolución el fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos que rechazó el pedido de prescripción realizado por la defensa del sacerdote Moisés Pachado, recientemente fallecido. En noviembre de 2020, el Tribunal de Alzada había rechazado en forma unánime y ordenó que continúe la investigación contra el religioso.

En el marco de la investigación contra el cura López Márquez, Ariel Díaz Sosa, abogado de la querella, consultado por El Ancasti, contó que desde la Fiscalía se libró oficio al Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF), a efectos de que se realicen las pericias de rigor al denunciante. La semana pasada se tomó declaración a un grupo de testigos. Conforme se avance en la presentación de pruebas, la fiscal podría contar con los elementos necesarios para imputar formalmente al sacerdote.

“Estamos encaminados. La prueba se acercó a la nueva fiscal. El CIF debe fijar fecha para las pericias. La fiscal se mostró a disposición”, expresó el querellante.

Jurisprudencia

Ante la desestimación de la Fiscalía, la querella en su oposición citó como jurisprudencia el fallo Ilarraz del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Entre Ríos. Este Tribunal había asentado que “declarar prescripta la acción penal atentaría contra el principio del ‘interés superior del niño’, que se erige como una pauta básica de interpretación en el sistema jurídico de la niñez y conforme al cual cuando se constate un conflicto entre los derechos e intereses de los niños y otros derechos e intereses igualmente legítimos correspondientes a personas mayores de edad, es obligatorio que los jueces hagan prevalecer a los primeros. Por ello, las disposiciones del Código Penal Argentino, que regulan los plazos previstos para la prescripción de la acción penal, son inaplicables porque prevalecen otras normas de mayor jerarquía, en razón de su pertenencia al sistema interamericano de protección de los Derechos Humanos”.

Sobre este fallo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) indicó que se "advierte que el Estado debe garantizar que el proceso interno tendiente a investigar y sancionar a los responsables de los hechos de este caso surta sus debidos efectos. Además, el Estado deberá abstenerse de recurrir a figuras como la amnistía, la prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad, así como medidas que pretendan impedir la persecución penal o suprimir los efectos de la sentencia condenatoria".

Por su parte, la jueza Pérez, al hacer lugar a la querella La magistrada mencionó como antecedente en su resolución el fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos catamarqueña. Este Tribunal, en noviembre de 2020, había rechazado en forma unánime el pedido de prescripción realizado por la defensa del sacerdote Moisés Pachado –recientemente fallecido-. A la vez, había ordenado que se continuara la investigación contra el religioso.

Expedientes

A la fecha, de los cincos sacerdotes involucrados en hechos de abuso sexual eclesiástico (López Márquez aún no fue debidamente imputado y un quinto sacerdote falleció mucho antes de la denuncia penal), solamente Juan de Dios Gutiérrez llegó al banquillo de los acusados. En abril del año pasado, la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación lo condenó, por unanimidad, a la pena de 12 años de prisión, al haber sido hallado culpable por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto religioso”. Si bien mantenía la libertad hasta que el fallo quedó firme, en abril último fue detenido y trasladado al Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán. Aunque la Corte de Justicia de la Provincia confirmó la sentencia de Cámara, el cura recurrió al recurso federal extraordinario para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) resuelva su situación.

Renato Rasgido, el primer cura denunciado por abuso sexual, recientemente casó la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos que confirmó la elevación a juicio. La denuncia en su contra se presentó en 2014 en Andalgalá. Ahora la Corte catamarqueña deberá expedirse.

Causa Pachado, sin acción civil

Luego de conocerse el fallecimiento –acontecido el domingo último- del sacerdote Moisés Pachado, también acusado por abuso sexual eclesiástico, su denunciante, a través de su abogado querellante, Sebastián Ibáñez, manifestó que desistía de la demanda civil. El cura había sido imputado por los delitos de "abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor ministro de un culto religioso" y "abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de un culto un hecho continuado”.

A finales de 2018, durante el conocido “Efecto Thelma”, una mujer de 30 años denunció, primero a través de su cuenta de Facebook y luego penalmente, que el cura Pachado había abusado sexualmente de ella en 1997 cuando era una niña. La denunciante tomó esta decisión a efectos de evitar la revictimización.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar