viernes 12 de julio de 2024
Condena de tres años de prisión en suspenso

Reconoció su responsabilidad en un siniestro vial fatal

Un hombre de 62 años murió en el acto y su hija, una joven de 25 años, falleció días después por las heridas sufridas.

En el ámbito de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación se llevó a cabo un debate por un siniestro vial fatal ocurrido en enero de 2020. Un hombre ocupó el banquillo de los acusados para responder por “homicidio culposo calificado por haber sido cometido mediante la conducción imprudente de un vehículo automotor y el número de víctimas fatales”.

El 26 enero de 2020, Víctor José Ponce (62) conducía una motocicleta Yamaha YBR en compañía de su hija Griselda Yohana Ponce (25). Circulaba sobre la ruta nacional Nº 38, a la altura del kilómetro 627, en la localidad de Amadores, Paclín. Un joven de 28 años conducía una camioneta Chevrolet S10; iba acompañado por dos muchachos. El conductor del rodado mayor colisionó con la motocicleta en la que se trasladaban padre e hija.

El hombre falleció en el acto. La joven fue trasladada gravemente herida hasta el Hospital San Juan Bautista y falleció días después, el 1 de febrero.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Jorge Palacios, Marcelo Soria y Fabricio Gershani Quesada. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal de cámara Miguel Mauvecín. La defensa estuvo a cargo del abogado del foro local Pedro Justiniano Vélez.

Fuentes consultadas por este diario indicaron que el acusado admitió su responsabilidad. A la vez, pidió perdón. Con base a la prueba obrada en el expediente y la confesión del acusado, el representante del Ministerio Público Fiscal mantuvo la acusación. Solicitó una pena de tres años de prisión en suspenso y seis años de inhabilitación para conducir. A su turno, la defensa adhirió al planteo del fiscal.

Finalmente, el Tribunal declaró culpable al acusado. Al mismo tiempo, se le impuso una pena de tres años de prisión en suspenso.

Mujer lesionada

Fuentes policiales informaron que ayer, en horas de la madrugada, por requerimiento del SAE-911, efectivos de la comisaría Tercera se hicieron presentes en la intersección de las avenidas Presidente Castillo y San Martín. En el lugar, una motocicleta Gilera Smash 110 cc, conducida por María Roxana Cusillo (43), colisionó con un automóvil Toyota Yaris, al mando de Héctor Gustavo Medina (53). Por el impacto, la motociclista sufrió lesiones que demandaron la asistencia de los médicos del SAME. En otro hecho, el lunes a la siesta en la intersección de las calles Pedro Cano y Gdor. Aramburú, una motocicleta Gilera 150 cc, al mando de Alexander Aníbal Moreno (18), en compañía de un chico de 13 años, colisionó con una bicicleta rodado N° 14 en la que circulaba un niño de 12 años.

Estas personas fueron asistidas por médicos del SAME y luego derivadas a los Hospitales San Juan Bautista y de Niños Eva Perón. Dada la situación, intervinieron efectivos de la seccional Sexta, peritos de la Dirección General Criminalística de la Policía de la Provincia y sumariantes del Precinto Judicial N° 6.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar