lunes 22 de julio de 2024
Criptoestafas - causa Betabank

Procesan con prisión preventiva a Esteban Cabello, José Carrizo y Juan Casado Tolosa

El nombre real de la empresa era Beta Investiment SRL. Para la Justicia, los tres propietarios eran integrantes de una asociación ilícita.

Los dueños de la financiera Beta Investiment SRL, el comerciante Esteban Cabello (43), el publicista José Carrizo (41) y el kinesiólogo Juan Manuel Casado Tolosa (37) fueron procesados con prisión preventiva por el juez federal Miguel Ángel Contreras, en base a las pruebas producidas y el requerimiento realizado por la Fiscalía Federal a cargo Santos Reynoso.

Para la Fiscalía, “se desprende en forma clara y precisa que a través de la empresa denominada Beta Investiment SRL, (Cabello, Carrizo y Casado Tolosa) realizaban supuestas actividades de intermediación financiera, operando en el mercado de monedas virtuales sin contar, aparentemente, con la autorización emitida por la autoridad de supervisión competente”.

Las estafas superarían ampliamente los 15 millones de dólares.

La medida contra la banda fue dictada la semana pasada y afecta además al comerciante Luis Emilio Marchetti, que también fue procesado pero sin prisión preventiva.

Según el fallo, Cabello, Carrizo y Casado Tolosa fueron procesados como presuntos “coautores de intermediación financiera no autorizada y estafa en concurso real con asociación ilícita”, haciendo mención que no se ha alcanzado el mérito necesario para el dictado de procesamiento por lavado de activos. Además, a cada uno de ellos se le trabó embargo preventivo por 300 millones de pesos. Por otra parte, se les dictó la falta de mérito por el delito de “administración infiel”.

En cuanto a Marchetti, se le dictó auto de procesamiento sin prisión preventiva como presunto coautor de “intermediación financiera no autorizada y estafa en concurso real con el de asociación ilícita” y se le trabó embargo por 200 millones de pesos.

También se le dictó la falta de mérito en cuanto al delito de administración infiel que se le atribuía. Paralelamente se determinó la falta de mérito en relación con las acusaciones para Manuel Casado, Ángel Casado Tolosa, Antonio Vargiú y Pablo Vargiú.

Granja

Marchetti había sido arrestado por su presunta vinculación con una granja de minería de generación de monedas virtuales ubicada en Paraguay.

De acuerdo con la pesquisa, los acusados concretaban inversiones en una granja, pero con el paso de los meses no pudieron enfrentar los pagos a los clientes y bajo un esquema piramidal empleaban el dinero que ingresaba para concretar los pagos.

Una granja de minería de Bitcoin, o de cualquier otra criptomoneda, consiste en concentrar una cantidad de hardware minero en un mismo lugar y mantenerlo operativo.

Es un lugar donde se generan criptomonedas a gran escala, utilizando equipos especializados como los ASIC para minar Bitcoin, que ejecutan numerosos cálculos computarizados de datos informáticos.

Esta minería requiere instalaciones acondicionadas, software especializado para el monitoreo de los equipos y, según sea el caso, hasta un grupo de personas (empleados o socios) que se encarguen también de monitorear el hardware y de hacer el mantenimiento necesario.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar