lunes 15 de julio de 2024
El Chacal de Ancasti

Prisión preventiva por 16 hechos de abuso contra sus cinco hijas

Cotejos de muestras de ADN complicaron su situación judicial. Fue detenido y extraditado de Santiago del Estero.

El Juzgado de Control de Garantías N° 4, a cargo de Marcelo Hadel Sago, dictó la prisión preventiva a un sujeto de 58 años, sospechado de haber abusado sexualmente de sus cinco hijas desde que eran menores y haber tenido dos hijos con una de ellas.

El sospechoso fue detenido el 2 de mayo en Lavalle, provincia de Santiago del Estero, por orden de la fiscal de Instrucción N°7, Valeria Reyes.

Luego de la tramitación llevada a cabo por el Juzgado de Control de Garantías a cargo de Héctor Rodolfo Maidana, fue extraditado a esta ciudad Capital donde se le asignó a la abogada Lorena Paschetta como defensora oficial.

El hombre, cuya identidad y lugar de residencia se mantendrá en reserva por tratarse de delitos de índole sexual que afecta a niños, niñas y adolescentes que formaban parte de su círculo íntimo, al momento de ser indagado negó los hechos endilgados y se negó a responder preguntas.

El sujeto quedó imputado por dos hechos de "abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por resultar un grave daño a la salud mental de la víctima y por la calidad de ascendiente, en concurso ideal, con corrupción de menores doblemente agravado por ser la víctima menor de 13 años, y por su calidad de ascendiente".

Además, se lo acusó de tres hechos de "abuso sexual simple agravado por la calidad de ascendiente, continuado, en calidad de autor y en concurso ideal con corrupción de menores, agravado por ser la víctima menor de 13 años".

La imputación incluyó cinco hechos de "abuso sexual con acceso carnal agravado por la calidad de ascendiente en concurso ideal, con corrupción de menores doblemente agravada por ser la víctima menor de 13 años y por su calidad de ascendiente".

También quedó imputado por un hecho de "corrupción de menores doblemente agravada por ser la víctima menor de 13 años y por su calidad de ascendiente"; dos hechos de "abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por resultar un grave daño a la salud mental de la víctima y por la calidad de ascendiente, continuado, en calidad de autor"; y un hecho de "abuso sexual con acceso carnal", todo en concurso real y calidad de autor.

Recientemente, el juez Sago consideró que existe peligrosidad procesal y el jueves dispuso que el individuo continúe privado de libertad, situación que podría extenderse hasta que la causa sea enviada a juicio.

Las denuncias que derivaron en la detención fueron radicadas el año pasado. De acuerdo con las pericias y testimonios recogidos, el primer hecho de abuso habría ocurrido en el año 2004, cuando su hija mayor tenía 8 años. Continuaron en el tiempo en contra de la misma niña, para luego incluir a sus hermanas.

A partir de la denuncia se activaron los protocolos para casos de abuso sexual. Se tomaron muestras de ADN de los dos niños que nacieron de los ultrajes y se llevó a cabo una comparación con el ADN del sospechoso, lo que confirmó que el sujeto había pasado a ser padre y abuelo al mismo tiempo.

Asimismo, las víctimas fueron entrevistadas en Cámara Gesell y cuentan con un importante marco de contención psicológica y de asistencia social.

A 10 años de la condena al chacal de Quirós

En marzo del 2014, un sujeto que entonces tenía 69 años fue condenado a 16 años de prisión por abusar sexualmente de manera continuada de su hija, desde que tenía 14 años.

El depravado, quien recibió el mote de "chacal de Quirós", por el lugar donde habían ocurrido los hechos -en el departamento La Paz-, obtuvo la prisión domiciliaria por cuestiones de salud.

El caso salió a la luz en el año 2012, cuando una de sus hijas viajó a Buenos Aires, al hospital Garrahan, debido a que uno de sus hijos estaba internado en delicado estado por cáncer.

Durante una charla mantenida con una profesional del nosocomio salieron a la luz los tremendos ultrajes a los que había sido sometida desde la niñez.

Posteriormente fue radicada la denuncia de los ultrajes por los cuales terminó engendrando siete hijos.

El individuo fue condenado por un tribunal integrado por los entonces jueces Luis Guillamondegui, Rodolfo Bustamante y el subrogante Porfirio Acuña.

Lo hallaron culpable del delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y aprovechamiento de la situación de convivencia".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar