viernes 17 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juzgado Correccional 3

Policías acusados: uno se abstuvo y el otro responsabilizó al compañero

Deben responder por "privación abusiva de la libertad personal" y "severidades cometidas sobre un detenido".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de junio de 2022 - 00:25

Dos policías comparten el banquillo de los acusados del Juzgado Correccional de Tercera Nominación. Los uniformados imputados son Jesús Abel Rivas y Mariano Nahuel Vega. El primero fue acusado por “privación abusiva de la libertad personal” y “severidades cometidas sobre un detenido” y el segundo solamente por “privación abusiva de la libertad personal”.

Ayer se dio inicio al debate. El Tribunal es presidido por el juez Javier Herrera. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Víctor Figueroa, quien está acompañado por el abogado de la querella Fernando Contreras. La defensa es ejercida por los abogados del foro local Víctor García, en representación de Rivas, y Orlando del Señor Barrientos asista a Vega.

En la primera audiencia, Rivas se mantuvo en silencio. En tanto que Vega contó su versión sobre lo ocurrido la madrugada del 26 de noviembre de 2019. Ambos estaban de servicio. Según declaró, Rivas se había enterado de que su exnovia estaba con su actual pareja. Lo interceptó en la calle, lo aprehendió y lo golpeó.

Luego, la audiencia pasó a un cuarto intermedio. La audiencia se reanuda hoy con una ronda de testigos.

De acuerdo con la investigación, apenas iniciada la madrugada del 26 de noviembre de 2019, Oscar Walter Barrionuevo se encontraba a bordo de su motocicleta Honda Enduro; el motor del rodado estaba apagado, junto a su novia Daiana Monzón. La joven se encontraba sobre la vereda de su domicilio, en un barrio de la zona sur de la Capital. En dicha circunstancia se hacen presentes los numerarios policiales de la Comisaría Décima Primera, el oficial subinspector Rivas y el oficial ayudante Vega. Rivas conducía el vehículo en el que se desplazaban y observó la presencia de su expareja, la joven Monzón, junto con Barrionuevo. El uniformado se dirige hacia ellos, desciende del rodado con un arma larga consigo y con evidentes fines de privar de la libertad personal a Barrionuevo.

Rivas le solicitó a Barrionuevo los papeles del rodado y el documento nacional de identidad (DNI) con el objeto de identificarlo. Mientras buscaba la documentación solicitada, sin mediar palabras, Rivas le habría aplicado un golpe de puño en el rostro a Barrionuevo. Sorprendido, Vega le pregunta a su compañero Rivas el porqué de la agresión. Luego, bajó del rodado y apuntó con un arma que llevaba consigo.

Mientras tanto, Rivas le habría advertido a Barrionuevo que no hablara o que lo llevaría preso. Por su parte, Vega habría solicitado por radio transmisor una unidad de apoyo a la Comisaría Novena para que se haga presente en el citado lugar a modo de refuerzo. Al llegar el móvil, Rivas habría introducido a Barrionuevo por la fuerza.

Minutos después, en la Comisaría Décima Primera, Rivas llevó al demorado Barrionuevo hasta uno de los calabozos de esta seccional. Allí quedaron ambos. En la ocasión, Rivas habría aplicado sobre Barrionuevo un trato riguroso y mortificante. En la investigación, se señaló que en dichas circunstancias, Rivas le habría exigido al privado de la libertad Barrionuevo que se sacara el calzado que llevaba puesto para pisarle los pies. Después, le habría ordenado que se diera vuelta y se arrodillara para aplicarle golpes en la espalda, en las costillas. Por la golpiza, Barrionuevo habría caído al piso y Rivas lo habría pateado en la sien derecha, mandíbula y detrás de la oreja derecha.

Este trato riguroso habría ocasionado varias lesiones a Barrionuevo. Tales le habrían demandado 40 días de curaciones.

Colegas imputados

En los últimos tiempos, policías de la Provincia de Catamarca fueron imputados en distintos hechos de violencia. Algunos casos se enmarcan en un contexto de violencia familiar como de género. En otros casos, se trata de hechos relacionados con la violencia institucional.

Uno de los casos más resonantes es el caso de Diego Pachao. Este hecho sucedió en marzo de 2012 en el barrio Eva Perón. Seis policías fueron imputados por "abandono de persona" y "vejaciones". En agosto se realizaría el debate oral y público de esta causa.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar