sábado 7 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En Fray Mamerto Esquiú

Polémica por mora en el pago de alquiler del edificio del CD

El Obispado reclamó por falta de pago. El municipio regularizó la situación y dijo que fue un problema administrativo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de marzo de 2022 - 01:10

Ayer se conoció el ingreso de una nota por parte del Obispado de Catamarca dirigida al municipio de Fray Mamerto Esquiú, por la que lo intimaba a desalojar el edificio en el que funciona el Concejo Deliberante por mora en el pago. Más tarde, el municipio explicó que la demora registrada en el pago a la parroquia de San José por el alquiler del predio de La Graciana y de otros edificios obedeció a una demora de índole administrativa que ya fue resuelta.

La intimación de la Iglesia expresaba que “en conformidad a lo expresado en la cláusula octava de dicho instrumento (falta de pago), al día de la fecha se encuentran impagos seis meses de alquiler (…) solicito el desalojo inmediato de los predios todo conforme a lo dispuesto en la cláusula novena del contrato”.

El inmueble está situado al lado de la Casa Natal de Esquiú, en el corazón de Piedra Blanca, y forma parte del predio conocido como “La Graciana”. También queda explícito en el documento que la Municipalidad habría incumplido el acuerdo de mejoras en el edificio en cuestión.

Ayer, el intendente Guillermo Ferreyra dio la orden de resolver de manera urgente la situación, luego de que se reuniera con el cura párroco Carlos Robledo y se acordaran los términos para dar continuidad al contrato de alquiler.

En relación con el tema, el párroco explicó, en diálogo con medios locales, que la situación “ya está resuelta” y que el problema se originó en que la parroquia, con quien se celebró el contrato por el alquiler de los inmuebles, no tenía forma de emitir facturación como requiere el municipio para llevar adelante el trámite administrativo.

"Para el municipio o para las cuestiones administrativas, la parroquia no estaba en condiciones de emitir un recibo, esto produjo una demora. Yo le presenté al intendente la situación y planteé rescindir el contrato frente a esta dificultad, pero se logró solucionar”, dijo.

Explicó que el contrato incluye además del predio de La Graciana donde funciona el Concejo Deliberante, una propiedad en San Antonio y un edificio que tiene una carpintería en La Carrera. “Hoy hablé con el intendente y se va a rever una manera diferente para que se pueda hacer el pago”, remarcó Robledo.

Por otra parte, desde el municipio indicaron que las refacciones mencionadas en el contrato de alquiler se encuentran contempladas en el proyecto de mejoras y puesta en valor, que incluye todo el predio de La Graciana.

Acosta, al cruce

La expresidenta del Concejo Deliberante de FME, Susana Acosta, se sumó a la polémica por el pedido del Obispado. Si bien indicó que el problema ya fue solucionado, aseveró que el municipio no cumplió con la realización de las obras que estaban pautadas en el contrato y que la deuda de seis meses existe. En ese sentido, aseveró que si el Concejo Deliberante pudiera contar con un presupuesto propio esta situación se podría haber evitado. “Teniendo en cuenta que no pudimos conseguir que el CD maneje sus propias finanzas a pesar de la lucha que llevamos adelante, nunca nos hicimos cargo del pago y del contrato porque eso lo acuerda directamente el intendente”, sostuvo en diálogo con “Cae el telón” de Radio Ancasti.

“El tema de alquileres del municipio es atómico por la cantidad que son y porque todos los días nos enteramos del alquiler de nuevas instalaciones”, indicó la edil. En ese marco, añadió que “si no podemos pagar algo tan importante como son las instalaciones del CD no sigamos comprometiéndonos con alquileres nuevos como tampoco en el pago de nuevos funcionarios”.

Sobre este último tema, Acosta afirmó que “nunca se dejó de designar en el municipio”.

“En el Concejo siempre nos dijeron que no se puede pagar, pero vemos por las redes sociales que en el municipio constantemente están asumiendo nuevos funcionarios pero no reemplazando a otros sino que asumen en cargos nuevos”, sostuvo.

Finalmente indicó que en su gestión al frente del Concejo se trabajó para la adquisición de un terreno propio para el cuerpo. “Nunca lo hemos logrado como nunca hemos logrado la independencia presupuestaria”, dijo.

“La nueva presidenta tiene el anhelo de que el Concejo pueda conseguir su propio edificio. Teniendo en cuenta que es del mismo sector que el intendente, se lo pueda conseguir”, finalizó.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
la justicia provincial declino la competencia

Te Puede Interesar