domingo 9 de junio de 2024
Habrían externado a un joven inimputable denunciado por abuso

Personal de Salud, investigado por "desobediencia judicial"

El juez Lucas Vaccaroni lo había declarado inimputable. Estaba internado en el Hospital San Juan Bautista.

Vecinos de Nueva Coneta, Capayán, manifestaron su enojo contra la familia de un joven denunciado por presuntos abusos. Los vecinos arrojaron piedras contra la casa del denunciado, a la vez que proferían insultos. Además, habrían incendiado una de las paredes de la precaria vivienda. Por este hecho, personal policial intervino, bajo las órdenes de la fiscal de Instrucción de Primera Nominación de turno en el Distrito Sur, Yésica Miranda.

De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, el joven denunciado por abuso presenta un retraso madurativo. El año pasado, tras un hecho de abuso en un supermercado capitalino y luego de realizarse las pericias de rigor, se advirtió esta condición. La investigación estuvo a cargo del fiscal de Instrucción N° 9, Jonathan Felsztyna. Si bien el joven denunciado tiene 22 años, su capacidad cognitiva es la de un niño de cinco años. El juez de Control de Garantías de Tercera Nominación, Lucas Vaccaroni, lo declaró inimputable y remitió el expediente a la Secretaría de Salud Mental del Ministerio de Salud. Entre las medidas tomadas se ordenó su internación en el Hospital San Juan Bautista.

Aunque el joven denunciado fue internado, se fijó un cambio de domicilio en Valle Viejo. No obstante, durante el fin de semana último, el joven fue llevado hasta el domicilio de Nueva Coneta. Allí nuevamente hubo una situación de violencia intrafamiliar. El Ministerio Público Fiscal intervino y pese a haber sido declarado oportunamente inimputable se ordenó la privación de libertad. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, ayer el juez Vaccaroni ordenó a Ministerio de Salud la internación involuntaria del joven. A la vez, exhortó que desde la Fiscalía se investigue por la presunta comisión del delito de “desobediencia judicial” por la externación del joven denunciado.

Fuentes consultadas por este diario indicaron que desde el centro de salud se habría ordenado la externación del joven sin notificación previa al magistrado. El juez de la causa debió haber autorizado (o no) la externación.

Ley

La Ley Nacional 26657 de Salud Mental establece, entre otras cuestiones, que la internación de las personas con padecimiento mental debe ser voluntaria. La internación involuntaria debe ser el último recurso, si la persona se encuentra en riesgo para sí misma o para terceros.

A la vez, la legislación estipula la desmanicomialización. Es decir, los centros de salud monovalentes –comúnmente conocidos como psiquiátricos- deben reconvertirse en centros de salud polivalentes (con otros servicios) para garantizar el abordaje comunitario.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar