lunes 4 de diciembre de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En allanamientos secuestraron varios elementos

Padres denunciaron supuesto caso de grooming en una escuela primaria

El docente implicado fue apartado mientras avanza la investigación penal. Le impusieron medidas restrictivas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Padres de la escuela primaria N°704 del departamento Tinogasta, denunciaron penalmente a un docente por presunto “grooming”, en perjuicio de sus alumnos con quienes compartía mensajes a través de un grupo de WhatsApp.

Fuentes judiciales informaron que entre el miércoles y el jueves ingresaron 12 denuncias a la Fiscalía de Tinogasta, desde donde se dispuso la realización de varios allanamientos.

En este contexto, personal de la División Ciberdelitos conjuntamente con efectivos de Comisaría Departamental Tinogasta, ingresaron a inmuebles de las calles Copiapó al 1.000, Juan Domingo al Perón 500 y barrio 70 viviendas, de esa ciudad y secuestraron tres notebooks de diferentes marcas, dos teléfonos celulares marca Samsung de distintos modelos, tres CPU y otros elementos vinculados a la causa.

Además, la fiscalía impuso medidas restrictivas de prohibición de acercamiento por cualquier medio hacia las víctimas, a las personas sospechadas de ser las presuntas autoras del delito investigado.

Medidas

La supervisora general de educación primaria Mónica Díaz, comentó que el martes a la tarde, la directora de la escuela se comunicó con ella y le informó que había recibido reclamos de padres de alumnos, quienes se comprometieron en realizar las denuncias correspondientes.

"De inmediato se labraron las actas correspondientes y se activó el protocolo para situaciones complejas dispuesto por el Ministerio de Educación", informó. Explicó que el sospechoso es un maestro de grado, "que es el tutor de los niños" y que los reclamos "son por mensajes fuera de tono que no corresponde a un docente, en conversaciones por mensajería de texto o WhatsApp, con alumnos del grado".

Dijo que la escuela no tenía conocimiento de la situación y subrayó: "Tenemos que tener en cuenta como docentes que todo grupo (de mensajería) que realicemos y que represente a la institución escolar, debe estar en conocimiento del equipo directivo porque son específicamente para trabajos pedagógicos, no para fines sociales".

Indicó que apenas el Ministerio supo lo que sucedía, el docente fue separado de actividades provisoriamente mientras se desarrolla la investigación del grupo de alumnos que tenía a cargo.

"Él sigue en la institución realizando tareas administrativas. Debe intervenir la Justicia y lo que resulte de eso, lo pasaremos a Sumario Docente", manifestó.

Advirtió que desconoce si el sospechoso tiene antecedentes por hechos similares y subrayó: "No tengo conocimiento de que en otro establecimiento de nivel primario se dé este tipo de grupos con conversaciones de igual a igual que hayan tenido los docentes con los alumnos".

Enfatizó que existe un protocolo, que todas las escuelas tienen conocimiento de ello y que "ante cualquier situación debe activarse y seguir los pasos administrativos correspondientes y establecidos".

Consideró además, que en un mes se debería definir la situación del docente a partir de los resultados de la investigación judicial.

Reflexión

"Esto es un llamado a la reflexión para nosotros los docentes. No podemos tratar a los niños de igual a igual y hablando su terminología. Al contrario, estamos para formar alumnos y hacer el trabajo conjuntamente con las familias. Cuando se presenta una situación como esta lo primero que buscamos es trabajar con las familias y no prestarnos a trabajar con un grupo paralelo que nada tiene que ver con la dimensión pedagógica ni con el hacer cotidiano del aula", finalizó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar