jueves 13 de junio de 2024
Cara y Cruz

Otra vez en foco

El pedido de informes de la diputada radical Natalia Herrera sobre seis contrataciones que la empresa “L’Amiche” celebró con el Ministerio de Cultura y Turismo enfoca nuevamente un circuito de componendas poco claras en las estructuras de Estado. La firma pertenece a la secretaria de Proyectos y Planificación de Obras del Ministerio de Infraestructura y Obras Civiles, Ana Valeria Gallo.

Herrera consigna que Cultura y Turismo violó la ley de Administración Financiera, que prohíbe expresamente a los organismos del Estado contratar con “los empleados y funcionarios de la Administración Pública Provincial y las empresas constituidas bajo las formas jurídicas societarias en las cuales aquellos formen parte de los órganos de dirección, administración o control, o tuvieran una participación suficiente para determinar la voluntad social”.

Esta contravención palmaria de la cartera de Cultura y Turismo se concatena con el hecho de que Valeria Gallo, además de funcionaria, es pareja del ministro de Infraestructura y Obras Civiles, Eduardo Niéderle, y familiar directa de Rodolfo Ernesto Gallo, propietario de la firma Air Total, que fue beneficiada con varias y millonarias contrataciones directas, justamente, por Infraestructura y Obras Civiles.

Los contratos entre Infraestructura y Obras Civiles y Air Total fueron objeto de una denuncia penal por parte de los diputados de la oposición, que la radicaron luego de que el fiscal de Delitos Especiales, Facundo Barros, iniciara una investigación de oficio. Tras el escándalo, como es habitual, no se conocieron más novedades de ese expediente.

Herrera recordó el informe y la denuncia penal realizada por las más de 40 obras que le adjudicaron a Air Total por más de 2.100 millones de pesos.

“Al parecer el conflicto de intereses y el abuso de los contactos políticos no terminaron ahí, pues ahora descubrimos que la arquitecta (Valeria Gallo) también factura para el Gobierno mediante su agencia de viajes. No puedo menos que poner en evidencia que hay una serie de contrataciones que se deben como mínimo investigar y, en caso de detectar una responsabilidad, aplicar las sanciones que corresponden”, señaló.

“L’Amiche” fue contratada por Cultura y Turismo para un servicio de alojamiento para los integrantes del Programa ‘Por el Mundo’; un servicio de catering para el staff de la artista Natalie Pérez en el marco del evento “Argentina Florece Catamarca”; hospedaje con pensión completa para un coordinador nacional en la “Final de la Edición Juegos Culturales Evita 2021”; alojamiento y comida para el staff del actor Facundo Arana, y alojamiento en el marco de la visita del ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer.

La legisladora radical basó su denuncia en las publicaciones del Boletín Oficial.

Los diputados de la oposición presentaron la denuncia penal por el caso de Air Total en noviembre del año pasado. El Ministerio de Infraestructura y Obras Civiles facilitó toda la documentación que le requirió el fiscal Barros en el allanamiento a la cartera, luego de una polémica entrevista que el ministro Niéderle mantuvo con los legisladores en la Cámara baja.

Aparte de los diputados denunciantes, se constituyó como querellante en la causa la Fiscalía de Estado.

A seis meses de aquella denuncia, salta otro episodio opaco que ya salpica al Ministerio de Cultura y Turismo ¿Habrá más?

Conviene al Gobierno echar claridad sobre este tipo de asuntos. Aprovechando, por ejemplo, que Fiscalía de Estado ya se constituyó para participar de la causa Air Total, podría procurar que la causa se acelere para esclarecer los entuertos. Del mismo modo, explicar por qué motivos se contrataron los servicios de una empresa perteneciente a una funcionaria ligada sentimentalmente a un ministro y por parentesco a un empresario bajo sospecha.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar