jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

No es tu culpa

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de marzo de 2022 - 01:15

A propósito del Día Mundial de la Obesidad, que se conmemora todos los 4 de marzo, se conocieron datos estadísticos que son preocupantes y que muestran una tendencia al crecimiento de las personas con esta enfermedad. En la Argentina, solo en el último lustro, la proporción de argentinos adultos con obesidad pasó del 20,8 por ciento al 25,4, lo que representa casi un incremento del 25 por ciento.

En la conmemoración de este año, sociedades médicas lanzaron una campaña que procura eliminar preconceptos, entre ellos la idea de que la obesidad se produce por “falta de voluntad” de las personas, cuando en realidad inciden una serie de factores que explican por qué el aumento de peso.

La Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND), además de las sociedades argentinas de Médicos Nutricionistas (SAMENUT), de Endocrinología y Metabolismo (SAEM), de Obesidad y Trastornos Alimenticios (SAOTA), de Cirugía de la Obesidad (SACO), de Medicina (SAM) y la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), redactaron un comunicado en el que señalan que “a pesar del sentimiento de culpa y las miradas que todavía sienten algunas personas con obesidad, la ciencia demostró que existen decenas de factores que explican su desarrollo y hoy se sabe que ésta no se desencadena por falta de voluntad, ni se resuelve de una manera tan simple como ‘comiendo menos y moviéndose más’”

La campaña de concientización tiene como lema: “No es tu culpa, ni falta de voluntad”, y promueve la eliminación de la discriminación de quienes tienen sobrepeso u obesidad, así como la estigmatización, que es muy usual y tiene impactos psicológicos muy nocivos.

Clave resulta, en materia preventiva, propiciar hábitos y alimentación saludable desde la infancia. Un informe recientemente publicado por la Organización Mundial de la Salud pronostica que, si no se adoptan medidas estrictas, para 2030 más del 27 por ciento de los niños de entre 5 y 9 años tendrá obesidad.

Se infiere, en consecuencia, el rol estratégico que tiene la escuela y la educación en general en la promoción de una vida saludable, que incluye por supuesto a la alimentación. Lamentablemente, pese a las campañas que se pusieron en marcha en los últimos años y a iniciativas como incluir en las materias que se cursan contenidos de esta naturaleza o la instalación de kioscos saludables, por lo general los esfuerzos son insuficientes. No se advierte un cambio en la tendencia pese a lo impactante que resultan las estadísticas que se difunden.

El retorno de la presencialidad escolar debería ser propicia para retomar debates ya iniciados sobre este tema: las causas de la obesidad, los riesgos que entrañan para la salud, la necesidad de no discriminar ni estigmatizar y, por fin, la urgencia por concientizar sobre la necesidad de revertir una tendencia que preocupa –o al menos debería preocupar- cada vez más.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA

Te Puede Interesar