lunes 10 de junio de 2024
Para lograr mantener la fórmula jubilatoria

Monti propone dar de baja exenciones impositivas

El legislador catamarqueño dijo que el Estado nacional puede hacer otros ajustes para mantener el superávit fiscal.

El diputado nacional Francisco Monti (UCR) propuso una serie de alternativas para que el Gobierno de Javier Milei no vete la nueva fórmula jubilatoria que se propone desde el Congreso (con media sanción en Diputados y en estudio en el Senado), con la excusa de que se pone en riesgo el superávit fiscal. El planteo del diputado catamarqueño es en base a que la gestión libertaria indicó que hacer frente a la nueva fórmula jubilatoria implicaría un gasto del 0,4% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que generaría un desequilibrio en las cuentas del Estado.

En este sentido, el legislador planteó que se pueden modificar algunos regímenes de exenciones impositivas que actualmente aplica el Estado nacional con el fin de que el fisco no pierda recursos. De esta forma, consideró que se puede mantener el superávit sin la necesidad de dar marcha atrás con el incremento a los jubilados. “Ajustemos aquí”, sostuvo el diputado en sus redes haciendo referencia al Régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego, la exención de impuestos en inmuebles rurales en Bienes Personales y la exención IVA a honorario de directorios. “Solo eso es casi 3 veces el incremento a jubilados que se aprobó en la Cámara de Diputados”, resaltó el legislador.

En diálogo con El Ancasti, Monti dio más detalles de su postura. El miércoles aprobamos en Diputados una recomposición en los haberes jubilatorios de un 8%, que complementan el 20% que otorgó el Gobierno para abril a lo que se suma el ajuste por inflación hacia adelante, más garantía de canasta básica total como piso de haberes. El costo fiscal de la media sanción del proyecto impulsado por nuestro bloque implica un 0,43 del PBI”, recordó.

En este sentido, resaltó que “la pregunta que surge es si el Estado nacional está en condiciones de afrontar ese gasto sin comprometer la meta de déficit 0”. Como respuesta, el legislador destacó que desde su bloque se viene “impulsando y sugiriendo la reducción del gasto tributario, que son todos aquellos recursos que el Estado deja de percibir por haber otorgado algún privilegio impositivo en particular”.

“Solo por mencionar algunas se pueden señalar la exención de Ganancias de los magistrados (0,16% del PBI), Régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego (0,33 PBI), Exención de Impuesto de Bienes Personales en Inmuebles Rurales (0,48 PIB), Dispensa de IVA sobre honorarios de Directores de Sociedades (0,29 %). Si bien no es lineal la posibilidad de recortar todo esto en una sola medida, solo el gasto tributario mencionado triplica el aumento a los jubilados que promovemos”, explicó.

Más adelante, aclaró que él acompaña “conceptual y políticamente el horizonte de déficit 0, para que el Estado no emita dinero para financiar el gasto público y bajar la inflación”. Sin embargo, consideró que es necesario “abordar con creatividad y sentido común las prioridades”.

“Entendemos las dificultades que conlleva superar el descalabro económico que dejó el kirchnerismo, pero hay que aportar razonabilidad al proceso de racionalidad fiscal”, sostuvo.

Debate

El diputado ya planteó estas alternativas en la sesión del martes pasado cuando la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley con los votos del peronismo, el radicalismo y legisladores de Hacemos Coalición Federal.

En su discurso, Monti advirtió primeramente que el problema de los haberes de los jubilados no viene de esta gestión. “Es una enorme hipocresía que se cargue contra el actual gobierno por el hecho de haber hecho correr una fórmula jubilatoria que era una operación de licuación deliberada de las jubilaciones que fue la ley 27609”, dijo el legislador a lo que aclaró que "esa fórmula fue aprobada en la gestión del expresidente Alberto Fernández, que nos trajeron acá, que con el rezago que tenía producía una licuación".

“También es cierto que este gobierno cuando asumió no metió una nueva fórmula en el proyecto original de la Ley Bases como dicen. Lo que decía la Ley era dejar sin efecto a la que estaba vigente y la dejaron correr para producir una licuación y darle un corte en el mes de abril”, sostuvo.

“Creemos en el sendero del déficit 0 y porque creemos que la Argentina puede hacer un esfuerzo colectivo para no ajustar jubilaciones. El esfuerzo tiene que ser colectivo, lo tiene que hacer el señor tabaco, los muchachos de Tierra del Fuego, lo tenemos que hacer todos”, consideró.

Finalmente, señaló que “no se puede tolerar moralmente que sucesivamente en todos los periodos históricos siempre sean los jubilados” los que sufren el ajuste “porque representan un porcentaje importante en el gasto del sector público y carecen de capacidad de lobby porque no paralizan empresas ni hacen movilización”.

“Como representantes del pueblo tenemos que tener una mirada equilibrada, equitativa y justa sobre quienes ejercer presión sobre el Congreso y sobre quienes no pueden también”, resaltó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar