jueves 15 de febrero de 2024
Berazategui

Mató a su pareja y confesó el crimen en una comisaría

Una mujer de 34 años fue asesinada el domingo de 24 puñaladas en su casa de Berazategui y por el femicidio detuvieron a su pareja, quien llamó él mismo a la Policía y confesó el femicidio.

Testigos del círculo íntimo de la pareja refirieron que el hombre era una persona violenta, tanto con sus propios familiares como con su pareja, aunque ella nunca lo denunció.

El hecho se produjo cerca de las 4 de la mañana, en una casa ubicada en las calles 115 y 12, donde la víctima, identificada como María Luisa Belén Muñoz, residía junto al ahora imputado, Alejandro Albornoz, de 34 años.

Según las fuentes, la mujer tenía cuatro hijos, tres de una relación anterior y el restante con Albornoz, con quien habitaba una casa en la parte trasera del terreno, mientras que en la parte delantera vive la hermana de ella.

De acuerdo a los voceros, todo comenzó cuando los familiares de Muñoz escucharon los gritos de auxilio y clemencia de la víctima, que decía "¡Ale, no!" y fueron hasta la casa del fondo para ver qué pasaba.

Los testigos comenzaron a exigirle a Albornoz, que había sido denunciado por violencia doméstica por su propia madre, que saliera del inmueble o llamarían a la Policía, ante lo cual, él mismo se comunicó con el 911 para decir que había matado a su pareja.

Cuando los policías llegaron al lugar encontraron a Muñoz muerta en la bañera, con múltiples heridas de arma blanca y se entrevistaron con Albornoz, quien manifestó que se había cambiado la ropa ensangrentada y la había arrojado, junto a la navaja utilizada para agredir a la mujer, en un cuarto del fondo, donde acumulaba distintos objetos.

Albornoz quedó detenido, mientras que los investigadores encontraron en ese cuartito las prendas de vestir manchadas con sangre y el arma usada en el crimen. A su vez, los testigos dijeron que Albornoz era violento con Muñoz que, en un comienzo de la relación, en 2020, fue más psicológica y verbal, pero que luego se tornó física, al punto que la mujer ocultaba las lesiones con maquillaje.

Un vocero judicial explicó que los testimonios apuntaron a que el hombre no dejaba que su pareja se viera con la familia de ella y que esa situación era el principal detonante de la violencia ejercida por él, aunque la pareja no lo denunció nunca formalmente por temor.

Sobre Albornoz pesaba una restricción de acercamiento hacia su propia familia, a raíz de la denuncia efectuada por su madre.

La autopsia al cuerpo de la víctima determinó que presentaba 24 heridas de arma blanca, la mayoría en la zona del tórax e, incluso, defensivas, en los miembros superiores.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
tras la perdida del fondo  de incentivo docente, la provincia llama a paritarias

Te Puede Interesar