viernes 12 de julio de 2024
Un informe puso en el tapete el sobredimensionamiento de la legislatura

La oposición atribuyó el aumento de personal a distintos motivos

El diputado Tiago Puente apuntó a la responsabilidad de administraciones pasadas.

Diputados de la oposición se hicieron eco del informe de la Fundación Ruido que da cuenta de que la Legislatura de Catamarca es la que más empleados de planta permanente tiene en base a su cantidad de legisladores. En este sentido, el diputado radical Tiago Puente apuntó contra las administraciones pasadas y propuso que los nuevos legisladores tengan menos personal para nombrar. Por su parte, el diputado libertario Fernando Baigorrí englobó el sobredimensionamiento de empleados en un problema en los tres poderes del Estado y dijo que “si no hay una decisión política de reducir la planta de personal”, esta situación no cambiará en el futuro.

La investigación de la Fundación Ruido y de Poder Ciudadano iniciada en febrero de este año reveló que la Legislatura de Catamarca es una de las que mayor cantidad de empleados tiene, con 3.103 agentes bajo la modalidad de empleados de planta y transitorios. Son, en promedio, 55 empleados para cada uno de los 57 legisladores (41 diputados y 16 senadores).

La cifra de la Legislatura local toma relevancia si se la compara con otras como la Legislatura porteña, que tiene casi 2.000 empleados menos (1.145) y tiene más legisladores (60). Incluso tiene el doble de empleados que la Legislatura de Córdoba, que a su vez tiene 70 legisladores. Además, se conoció que en Catamarca un senador ganaba a marzo de este año $1.500.000 y un diputado, $1.300.000.

En diálogo con “Mañana es hoy” de Radio Ancasti, Tiago Puente planteó que la sobredimensión de empleados en la Legislatura es algo que desde la oposición vienen cuestionando “hace mucho tiempo”. En esa línea, manifestó que esa gran cantidad de agentes legislativos “es responsabilidad de quienes han administrado la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores durante los últimos 30 años”. “Esto es responsabilidad de todos los partidos políticos, tanto del radicalismo al cual pertenezco, como también del peronismo que gobierna esta Legislatura desde los últimos 14 años”, consideró.

Para el diputado “es un desafío para adelante ver cómo se resuelve esta situación”. En esa línea indicó que desde la oposición se hizo una propuesta para ir bajando la cantidad de empleados. “Hemos propuesto muchas veces que paulatinamente y cada dos años, los diputados que ingresan deban tener menos empleados. De esta forma, vamos a lograr que de acá a cuatro años en vez de que un diputado tenga para nombrar a ocho personas pueda nombrar simplemente 4 y de esa forma vamos a estar reduciendo”, explicó. Sin embargo, reconoció que esa reducción que se conseguiría “no es mucho en relación con las 3.000 personas que dice el informe”, aunque consideró que “apuntaría a reducir el personal”.

“El problema es el volumen de la planta de empleados permanentes que tiene la Legislatura, por eso digo que es responsabilidad de las administraciones pasadas”, dijo el legislador. También mencionó un proyecto de su autoría en el que propone el reordenamiento del Estado provincial y en el que plantea no solo bajar la planta de personal del Poder Ejecutivo, sino también del Legislativo y el Judicial.

“Decisión política”

Por su parte, Baigorrí consideró que la sobrepoblación de empleados se da en todo el Estado provincial. En este sentido, cargó sobre el Ejecutivo provincial al recordar que cuando se trató la Ley de Emergencia en la Legislatura “se aclaró que no se tocaba la reducción de la planta política” y “eso que ha sido un pedido ahí unificado de la oposición tanto del bloque nuestro, como el de la UCR, del PRO y los demás". "También vemos que antes de que se haya presentando la Ley de Emergencia Económica se había nombrado a más de 900 puntos índices”, dijo el diputado de La Libertad Avanza.

Para Baigorrí, la negativa del Gobierno de reducir la planta de personal con funciones políticas “va en el mismo sentido” con la situación de la Legislatura, “más allá” de que sean poderes independientes. “No hay una decisión del gobierno actual de reducir la planta política del Estado y donde más se ve la planta política y el trabajo político es en las cámaras legislativas”, sostuvo.

El legislador libertario consideró que para poder avanzar en la cuestión “tiene que haber la decisión política de reducir el gasto político, que son sueldos que son innecesarios porque no cumplen ni siquiera la función para las que fueron designados”. En esa línea, afirmó que este esquema se repliega en organismos por fuera del Estado provincial. “Esto lo vemos, por ejemplo, en el municipio de Valle Viejo, que copia el organigrama provincial y tiene muchas dependencias, que tienen designados secretarios, subsecretarios y directores, pero que no llegan a cumplir las funciones para las cuales están siendo designados”, dijo y añadió que “los vecinos que van al municipio son mandados a las dependencias provinciales para que se resuelvan sus inconvenientes”.

Finalmente, aclaró que su planteó “no es ir en contra del empleado público común y corriente”, pero sí “contra la planta política tan grande y exuberante que tiene la provincia”.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar