sábado 15 de junio de 2024
Cara y Cruz

La línea cobre

La incorporación de Mendoza en la Mesa Interprovincial del Cobre fue la novedad más importante de la feria minera que se realizó esta semana en San Juan. El espacio quedó constituido por cinco provincias y la Secretaría de Minería de la Nación, al modo de la Mesa del Litio que integran Catamarca, Salta y Jujuy.

Los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Marcelo Orrego (San Juan), Gustavo Sáenz (Salta), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Carlos Sadir (Jujuy) expresaron su respaldo al Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones (RIGI), incluido en la Ley Bases, en el que se establecen garantías fiscales adicionales a la Ley de Inversiones Mineras para inversiones que superen los 200 millones de dólares.

El modelo que orienta a los mandatarios provinciales es Chile, que genera exportaciones cupríferas por más de 56 mil millones de dólares.

“El contexto internacional de precios favorables, el aumento de demanda del mineral y la disponibilidad de proyectos avanzados en nuestro territorio en comparación con la situación de los yacimientos en el mundo, nos abre una oportunidad para que la Argentina se constituya como un productor mundial de cobre”, consignaron a través de una carta.

“Los proyectos de cobre en estadios avanzados radicados en nuestro país nos obligan a coordinar estrategias para su pronta construcción. Es momento de que se concreten esas inversiones reales. No podemos seguir esperando proyectos, algunos con más de 50 años, que queden bajo tierra”, añadieron.

El precedente nacional es el de Bajo La Alumbrera, en Catamarca, que comenzó a explotarse en 1997 con YMAD asociada a un 20% en Minera Alumbrera.

Las decepciones en torno a su impacto en la economía provincial no obedecen a un fracaso, sino a las fallas de los criterios aplicados entre 2003 y 2010 para invertir la multimillonaria renta que el emprendimiento arrojó para el erario público.

Actualmente, el único proyecto que produce cobre en la Argentina es Martín Bronce, ubicado en el departamento Santa Bárbara, en Jujuy, desarrollado por MOM Mining, una empresa minera conformada por capitales jujeños específicamente para su explotación en 2020.

Hay otros 22 proyectos de cobre en diferentes etapas de desarrollo en el país, entre ellos Agua Rica, en Andalgalá, que utilizará la estructura de Bajo La Alumbrera.

Según un comunicado del Gobierno nacional, “hoy el mundo produce 25 millones de toneladas de cobre, para el 2035 se estima que se van a necesitar 50 millones de toneladas y la única forma de cubrir esa demanda es ingresando proyectos nuevos, para satisfacer la necesidad a nivel global de una transición energética hacia energías más limpias”.

“Es reconocido el potencial minero existente en estas provincias, y de concretarse esta cartera de proyectos, el país podría posicionarse entre los primeros 10 países productores de cobre a nivel mundial”, advierte.

Con la participación de San Juan y Mendoza además de Catamarca, Salta y Jujuy, la Mesa del Cobre tiene un volumen político e institucional mayor que la del Litio. La fiebre del oro blanco mantuvo hasta ahora en un segundo plano el potencial para el desarrollo que tienen otros minerales como el cobre.

Las expectativas al respecto se reactivan con las ventajas que se introducirían con el RIGI, sistema en torno al cual se han propuesto modificaciones para adecuarlo a las reservas que plantean sectores como el de la industria metalmecánica, pero su sanción está atada a la suerte de la Ley Bases.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar