viernes 17 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Abuso sexual eclesiástico

La defensa del cura López Márquez presentó un recurso de apelación

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de junio de 2022 - 00:20

Mientras la querella del joven que denunció al sacerdote Eduardo López Márquez por abuso sexual intenta avanzar con la producción de prueba, la defensa del cura, ejercida por el abogado Gustavo Martínez Azar, presentó un recurso de apelación. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, desde el Juzgado de Control de Garantías de la Sexta Circunscripción Judicial no se habría notificado debidamente al defensor sobre el fallo que hace lugar a la querella, representada por los abogados Ariel Díaz Sosa y Sebastián Ibáñez. La jueza Corina Pérez había rechazado la desestimación de la denuncia y el pedido de archivo planteado por la Fiscalía. A la vez, había resuelto que la fiscal Virginia Duarte Acosta estuviera a cargo de la investigación penal preparatoria. Tras el planteo presentado por la defensa, la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos deberá resolver.

La denuncia en cuestión de realizó a finales del año pasado en La Paz. El hecho habría sucedido entre 2002 y 2003 en La Paz y la víctima habría sido un chico de 12 años. En un primer momento, la Fiscalía de la Sexta Circunscripción Judicial, con asiento en Recreo, La Paz, desestimó la denuncia y ordenó el archivo, al considerar que el hecho estaba prescripto. Sin embargo, la querella se opuso y la jueza de Control de Garantías Corina Pérez resolvió que la causa no estaba prescripta.

“Solamente pido justicia”, expresó el denunciante. El joven había contado que este religioso era amigo de la familia, dado que un familiar político también era cura. López Márquez y este familiar del denunciante eran amigos. Por ello, la cercanía hacia él –cuando era niño- y su familia. Esta situación habría sido aprovechada por el agresor. Por entonces, el denunciante era un chico de 12 años y no se animaba a contar lo que estaba sucediendo. Pensó que hablar con el sacerdote de la familia, a quien él conocía y le tenía confianza, podía poner fin a esta situación. Sin embargo, el religioso, quien lo conocía de muy pequeño, al ver la situación de vulnerabilidad del chico, en vez de ayudarlo, también abusó de él. No obstante, la denuncia solamente fue contra López Márquez porque el otro sacerdote falleció a principios del año pasado.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar