jueves 11 de julio de 2024
Por no haber podido asumir como diputado provincial

La Corte condenó al Estado a pagarle una suma millonaria al exministro Arturo Aguirre

La decisión del máximo tribunal se remonta a una denuncia por daños y perjuicios iniciada por el dirigente radical contra la Cámara de Diputados que no lo dejó asumir en diciembre de 2011.

En un fallo dividido, la Corte de Justicia condenó al Estado provincial a pagarle una suma millonaria al exministro de Salud en la época del Frente Cívico y Social, Arturo Aguirre, por no haber podido asumir como diputado. La resolución del máximo tribunal califica como "ilegal" la decisión de la Cámara de Diputados de la provincia de haber impedido que Aguirre asuma su banca en diciembre de 2011.

El fallo, si bien es la resolución de un largo pleito judicial entre Aguirre y la Cámara de Diputados, puede ser analizado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La pelea judicial de Aguirre se remonta a la sesión preparatoria de la Cámara de Diputados de diciembre de 2011. En ese plenario, debía asumir su banca como diputado, pero la Comisión de Poderes del cuerpo suspendió su asunción por un proceso judicial que se había iniciado contra el dirigente radical por una denuncia por irregularidades en la compra de medicamentos oncológicos. Seis meses después y luego de una intimación de la Justicia para que resuelva la cuestión, la Cámara de Diputados rechazó los pliegos de Aguirre.

El exdirector de OSEP inició así una denuncia por daños y perjuicio contra el Estado en el fuero Civil de la Justicia. En primera instancia, en el 2021, se hizo lugar a la demanda y se consideró al Estado Provincial responsable estableciendo una indemnización por daño moral y lucro cesante. Contra esa resolución, la Cámara de Diputados (parte demandada) interpuso recurso de apelación, fundado en que no le correspondía al tribunal analizar las decisiones que tome el cuerpo.

La Cámara de Apelaciones de Primera Nominación hizo lugar parcialmente al recurso de la demandada, señalando que al serle rechazado su título, el actor no logró la declaración previa de ilegitimidad del acto. En este sentido, redujo el monto indemnizatorio del daño moral y revocó el lucro cesante.

Aguirre impugnó la decisión de la Cámara de Apelaciones ante la Corte de Justicia, interponiendo recurso de Casación. El máximo tribunal revocó parcialmente la resolución impugnada con los votos de los jueces Miguel Figueroa Vicario, Fernanda Rosales Andreotti, José Ricardo Cáceres, Fabiana Gómez y Anabella Cadó. Por su parte, las juezas Verónica Saldaño y Ana Laura Voget se pronunciaron por el rechazo del recurso de Aguirre.

En su voto, Figueroa Vicario (al que luego adhiere la mayoría de los ministros de la Corte), advirtió que la Cámara de Diputados, se arrogó facultades jurisdiccionales al establecer que de la imputación penal, deviene una incapacidad de derecho para asumir como legislador, cuando la Constitución provincial establece que la ley estima inocente a los que por sentencia no hayan sido declarados culpables. En ese marco, advierte que cuando no se aprobó el título de diputado de Aguirre, no había sentencia que lo declare culpable. "En oportunidad de la no aprobación del título del actor, no había sentencia que lo declare culpable, es más, posteriormente fue sobreseído judicial y administrativamente, por lo que ratifica la arbitrariedad de lo resuelto en oportunidad de la no aprobación del título", destacó el magistrado en su voto.

Más adelante, consideró como "arbitrario" e "ilegal" el accionar de la Cámara de Diputados, "al considerar al denunciante como indigno moralmente para ejercer el cargo".

Indemnización

Con su fallo, la Corte reconoció los rubros indemnizatorios que fueron reclamados por el exministro. En este sentido, en cuanto al daño moral, lo fijó en $2.000.000, más el interés de la tasa activa que fija el Banco de la Nación Argentina, desde la fecha del dictado de la sentencia de Primera Instancia, hasta la fecha de su efectivo pago.

En lo referente al daño material, lo ajustó a las dietas dejadas de percibir por Aguirre por la frustración que le ocasionó la decisión de la Cámara. Sin embargo, planteó que en cuanto a la dieta, debe ser solamente sobre el concepto de remuneración, sin adicionales que impliquen beneficios extra. En este sentido, distingue dos etapas: la primera entre la fecha de la sesión preparatoria (8 de diciembre de 2011), hasta la sesión ordinaria del 6 de junio de 2012, que resuelve el rechazo del título de Aguirre, en la que se le reconocerá la remuneración en un 100%. La segunda etapa, comprende desde la fecha del rechazo del título de diputado hasta completar los períodos legislativos del 2012 y del 2013 en un 25%, atento a la “probabilidad objetiva” de poder obtener recursos económicos en un tiempo más que razonable, por poseer un título profesional.

Finalmente, se estableció que los montos a pagar quedaron sujetos a la etapa de ejecución de sentencia.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar