jueves 13 de junio de 2024
Los que creen y los que van perdiendo por la desocupación

"Hay tendencias opuestas entre quienes apoyan a Milei"

-A cinco meses de la asunción de Milei y la irrupción de este nuevo pensamiento en la política, ¿cómo se ve el horizonte futuro?

- Las ideas libertarias llegaron para quedarse, le vaya mal o le vaya bien a Milei, incluso porque ya habían llegado ideas, que de alguna manera eran parecidas, aunque de un grado menos radical y nunca se fueron, aun cuando a esas ideas les fue mal. Entonces, con esto va a pasar lo mismo, le vaya bien o le vaya mal a Milei.

- ¿Tiene el mismo respaldo que en el comienzo de su gestión?

- Yo creo que estamos en una sociedad muy dividida, quienes rechazaron a Milei lo siguen rechazando y quienes estuvieron a favor de Milei siguen estando a favor ahora todavía. Ahora, yo creo que hay dos tendencias contrapuestas en el seno de quienes están a favor del Presidente. Hay gente que tiene esperanza porque encontró en la desaceleración de la inflación algo muy importante: primero, un alivio porque ya no sube tan rápido y segundo porque encontraron una promesa confirmada, cumplida porque dijo ‘voy a bajar la inflación’ y se desaceleró. Y aparte hay un diagnóstico -desde el punto de vista de ellos, no es el mío- pero correcto porque dijo 'voy a bajar la inflación cortando el gasto', cortó el gasto y se desaceleró la inflación. Entonces, esa gente encuentra ahí una promesa cumplida. Le da un sentido a su esperanza y a su sacrificio. Además porque hay una cuestión muy importante y es que el sacrificio que se hace para aguantar un ajuste es, en realidad, el mismo sacrificio que se hace para ser emprendedor, para llevar adelante la vida, para pelear las cosas del día a día, por lo tanto, ese sacrificio no es simplemente un sacrificio que se hace para aguantar un ajuste, hay que hacer el mismo sacrificio que para mejorar. Un esfuerzo y el otro se confunden y adquiere el sentido de mejoría incluso que no la haya.

Eso por un lado, por otra parte, hay otra tendencia que yo la veo emerger más fuertemente en los últimos dos meses y es que la recesión se nota y se nota cada vez más. Y una cosa era que estuviese todo parado, pero uno tenía empleo y otra cosa es que esté todo parado y además mucha gente perdiendo empleos. Ahí para mucha gente la palabra esperanza empieza a vaciarse de sentido, no quiere decir que pierdan la esperanza, pero es una esperanza menos significativa. Yo creo que eso no es el desgaste definitivo ni mucho menos, pero en el lazo que lo une a su votantes empieza a aparecer eso. Tampoco esto quiere decir que esa gente vaya a votar otra cosa que Milei.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar