jueves 16 de mayo de 2024
Siniestro

Hallaron a un hombre muerto dentro de un freezer

Se trata de Mario Antonio Albornoz, quien tenía 53 años. Desde el domingo no se sabía nada de él.

Mario Albornoz (53) alquilaba una casa del barrio Alto Alberdi, en Córdoba, donde a su vez subalquilaba habitaciones para convertir el inmueble en una especie de pensión.

Desde el domingo no se sabía nada de él.

El lugar había dejado de tener movimiento.

Ni Albornoz ni los inquilinos estaban allí. Esto llamó la atención de los vecinos, avisaron a la inmobiliaria para que contactaran a algún familiar.

Días más tarde, un hermano de Albornoz se acercó a la casa ubicada sobre calle Santa Rosa al 3300.

Entró por un patio trasero y lo encontró muerto dentro de un freezer: congelado y tapado con una manta y una almohada, según La Voz.

Por estas horas, la Policía busca a los inquilinos de la vivienda, quienes abandonaron el lugar.

Investigan se si se trata de un homicidio en ocasión de robo, ya que la casa de la víctima estaba "vaciada".

"Notábamos que durante algunos días no había movimiento y que el departamento estaba vacío: no había muebles. Entonces nos pusimos en contacto con la inmobiliaria con la que trabajaba este hombre para poder ubicarlo, porque era extraña la falta de movimiento", confirmó Débora, una de las vecinas que denunció el hecho.

En una nota con El Doce TV, la mujer expresó que "todo fue muy extraño" porque el departamento de Albornoz está vacío, pero en ningún momento oyeron que "hubiera una mudanza o un camión de mudanzas".

"No sabemos qué pasó con la gente que estaba ahí porque todos desaparecieron. Las personas, los muebles, todo", confirmó la vecina. "Era un hombre muy amable que adoraba a su perrito -recordó-. Y eso también nos extrañó, que el perrito ladraba y ladraba y nadie lo atendía", contó.

Fuentes policiales confirmaron que el cuerpo de Albornoz estaba en un freezer comercial ubicado dentro de su casa y que, además, fueron halladas "unas mantas con manchas de sangre".

Se aguarda por la autopsia del forense para determinar cómo murió la víctima, aunque en principio secuestraron una herramienta con la que lo habrían golpeado.

Por lo pronto, no está claro el móvil, si fue un robo o si hay alguien involucrado sentimentalmente con la víctima.

Por lo pronto, se supo que Albornoz tenía hijos grandes y estaba en pareja con un hombre que no vivía en la propiedad. Raúl, un vecino que estuvo junto a la policía, contó que en el barrio están todos shockeados.

“El domingo le mandé un mensaje pidiéndole una remachadora y nunca me contestó, me parecía que había algo raro por la mugre de los perros en el patio”, indicó en notas a otros medios.

Detalles

Al abrir el freezer encontraron el cadáver del hombre en el fondo y sobre él, una almohada y una manta, para intentar disimular torpemente el cuerpo. Debajo del cadáver, que fue muy difícil de manipular porque estaba congelado, se halló un martillo. Todo hace suponer a los investigadores que se trató del arma homicida, aunque para poder establecerlo tienen que esperar el resultado del informe forense, que tendrá que esperar, en primer término, que el cuerpo se descongele.

Esta situación hace recordar un tramo de la última temporada de la serie True Detective que gira en torno al crimen de varios investigadores en Alaska que son hallados congelados y no se pueden conocer más detalles sobre la forma en que murieron hasta que no estén descongelados.

Similitud

El 20 de marzo pasado hubo otro caso similar: un chico de 13 años fue hallado dentro de un freezer en el barrio Panamericano de la capital cordobesa.

Era la una de la madrugada cuando a Claudia Jaime (54) le pareció raro oír el motor del freezer, que no funcionaba desde diciembre, en su casa de Córdoba. Lo desenchufó y, al abrirlo, se encontró con una escena horrorosa: estaba su nieto, agonizando.

El chico, identificado como Thiago Ismael Suárez, murió cuando lo trasladaban a un centro de salud.

El drama familiar recrudeció horas más tarde, cuando la bisabuela, de 84 años, escuchaba una entrevista radial donde relataban el trágico desenlace, se infartó y falleció.

"Es todo muy dudoso”, le dijo Belén Jaime (34), mamá del adolescente, y advirtió: “Yo no creo que él se haya metido solo en el freezer.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar