viernes 23 de febrero de 2024
Editorial

Factor subestimado como causa de accidentes

Así como la tecnología ha contribuido, al reforzar los sistemas de seguridad de los vehículos, a disminuir el número de accidentes de tránsito o, al menos, de reducir las consecuencias negativas, también los avances tecnológicos se han sumado a la lista de causas de los siniestros. Por ejemplo, la aparición y uso masivo de los celulares.

Un informe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) incluye a las distracciones al volante con los teléfonos móviles entre los factores más letales durante la conducción de un vehículo. Los otros dos factores son el exceso de velocidad y los efectos de las drogas y el alcohol.

El estudio de la ANSV tiene el mérito de ofrecer estadísticas precisas respecto de las causas de los siniestros, información que no siempre está sistematizada. El trabajo indica que cerca del 30 por ciento de las muertes producidas por siniestros viales se atribuyen al exceso de velocidad. Se trata de accidentes evitables con solo obedecer las indicaciones respecto de los límites de velocidad establecidos.

Respecto del uso del celular, no especifica qué gravitación tiene, en términos porcentuales, respecto del total de accidentes, pero sí explica cómo incide negativamente: luego de indicar que el teléfono móvil repercute en la capacidad de concentración, atención y reacción del conductor, añade que “la utilización de estos elementos distractivos requiere de un mayor esfuerzo mental y por ende, disminuye la atención que ponemos para conducir el vehículo de la manera adecuada. A la hora de manejar, conectemos con lo que estamos haciendo”.

Para la Agencia, utilizar un teléfono celular mientras se conduce, algo que está prohibido por la Ley Nacional de Tránsito, cuadruplica el riesgo de tener un siniestro vial debido a la falta de atención que produce. El estudio señala que cuando un conductor mira al teléfono durante tres segundos, circulando a 40 km/h, que es la velocidad máxima permitida en una calle, recorre 33 metros a ciegas. “Es casi comparable a conducir casi media cuadra con los ojos cerrados. Igual de grave es que en una llamada que dura sólo un minuto, mientras se maneja a 130 km/h, la máxima velocidad permitida en una autopista, el conductor transita más de 2,16 kilómetros sin prestar total atención al camino”.

Según los datos de la ANSV, el 16,8 por ciento de los conductores de vehículos de 4 ruedas en la Argentina presentan al menos un factor de distracción al conducir y la principal es el uso del celular, que representa el 9,4 por ciento de los conductores distraídos.

El Observatorio Vial de la ANSV también resalta que, además del celular, las principales distracciones entre conductores de vehículos de cuatro ruedas son: fumar (3,2%), comer o beber (1,9%) y portar objetos sobre sí o en las manos (1,4%).

La información con grado de detalle de la Agencia es importante para señalar a un factor que suele estar subestimado como causa de accidentes, e insumo para generar conciencia entre los conductores y para impulsar con mayor rigurosidad los controles de este tipo de infracciones.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar