viernes 20 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Polémica en Diputados

En una jornada maratónica, la Legislatura cerró el año aprobando los presupuestos

En Diputados hubo duros enfrentamientos entre el oficialismo y la oposición. En el Senado fue un trámite. Además, Horacio Gutiérrez asumió como presidente provisorio del Cuerpo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En una jornada maratónica, la Legislatura dio sanción definitiva al Presupuesto General de la Provincia 2023, a la Ley Impositiva y a los presupuestos legislativos. El tratamiento de los proyecto por parte de la Cámara de Diputados no estuvo exenta de polémicas y escándalos, mientras que el análisis y aprobación del Senado fue un trámite, ya que la oposición acompañó los proyectos enviados por el Ejecutivo. Además, la Cámara de Senadores terminó anoche con una sesión preparatoria en la que eligió al senador por Andalgalá, Horacio Gutiérrez, como presidente provisorio del Senado y al senador Héctor Fernández como vicepresidente.

La sanción de los proyectos se concretó en el último día del periodo de sesiones ordinario del año, por lo que en principio la Legislatura cerró sus puertas hasta mayo del año próximo.

En la Cámara de Diputados, la polémica no giró en torno a la letra fina de los presupuestos sino más bien a jugadas del oficialismo para garantizarse la aprobación de los proyectos. En este marco y durante la sesión ordinaria, el diputado Juan Denett (Frente de Todos) pidió la concreción de una sesión especial para el tratamiento de los presupuestos legislativos. Como ya se informó, los presupuestos de las Cámaras no tenían el despacho de comisión vencidos por lo que no podían ser tratados en la sesión ordinaria, así que el oficialismo recurrió a una sesión especial para garantizar su aprobación. La oposición rechazó el planteo al advertir que el plenario especial no estaba acordado en la reunión de Labor Parlamentaria. El presiente del bloque de la UCR, Luis Lobo Vergara, calificó el pedido de sesión especial como “patraña para violar el reglamento interno”.

En el tratamiento de la Ley Impositiva, la presidenta de la Comisión de Hacienda y Finanzas, María Argerich, defendió el proyecto al señalar que el objetivo de éste es “continuar con los lineamientos tributarios del Ejecutivo adecuando la normativa a la realidad económica actual” y añadió que “se mantiene la distribución equitativa de las cargas tributarias y se incrementan los incentivos para contribuyentes cumplidores”.

Desde la oposición, el diputado Alfredo Marchioli (UCR) dijo que cuando la oposición realiza propuestas a los proyectos desde el oficialismo “siempre está la ninguneada”. La diputada Silvana Carrizo afirmó que el proyecto de Ley Impositiva “constituye un paliativo y no trata la discusión de fondo, que es la presión tributaria. Estas discusiones no se dan porque en esta Cámara no existe debate posible ni que la oposición pueda ofrecer medidas superadoras a las que el Gobernador envía”. El proyecto se aprobó solo con los votos del Frente de Todos.

En el debate del presupuesto, a Argerich le tocó fundamentar el proyecto, recordando que los gastos para el año próximo están pautados en $453 mil millones, mientras que los recursos son $442 mil millones, generándose un déficit de $10.500 millones y una necesidad financiera de $19.813 millones. La diputada destacó que el proyecto contempla “obras emblemáticas para la provincia”.

Desde la oposición, Marchioli cuestionó la poca predisposición del oficialismo y de los funcionarios que estuvieron en la Cámara para aceptar las propuestas de la oposición. El diputado Tiago Puente (UCR) acusó al oficialismo de imponer los números. Por su parte, la diputada Carrizo advirtió que las pautas macroeconómicas presentes en el proyecto “no son reales” pues las proyecciones inflacionarias previstas están muy por debajo de las calculadas para el año próximo.

Posteriormente, tomó la palabra el oficialista Jorge Anderch, quien pidió cerrar el debate y poner el proyecto a consideración del cuerpo. Rápidamente, la presidenta de la Cámara, Cecilia Guerrero, puso a consideración la moción que fue aprobada por el oficialismo. Seguidamente, Guerrero informó que solo quedaban para dar su postura los diputados Natalia Herrera, Carlos Marcilli, Enrique Cesarini, José Sosa y Luis Fadel. Esta situación molestó a los diputados opositores, quienes increparon a la titular de la Cámara acusándola de no dejar expresarse. En ese sentido, también fue cuestionado el subsecretario parlamentario, ya que supuestamente no anotó a Juana Fernández, Natalia Saseta y Hugo Ávila en el listado de oradores a pesar de que pidieron la palabra antes de la moción de Anderch. “Tenemos todos los mismos derechos”, se escuchó decir a Lobo Vergara. “Si no hablamos todos, no habla nadie”, afirmó Ávila en medio de la fuerte discusión que mantuvieron con Guerrero.

En medio de gritos, Guerrero le dio la palabra a Natalia Herrera, quien afirmó sentir “vergüenza” por la situación que estaba viviendo en la Cámara. Además, cargó contra el Gobierno por los recortes en Salud y en la Justicia. Con los ánimos más calmados, Marcilli cuestionó que el gobierno presentó obras en el presupuesto que ya estaban en el proyecto del 2022 y acusó al Gobernador de ser “un anunciador serial de obras que no se realizan”.

Cesarini defendió a los profesionales de la Salud que reclaman mejoras salariales y José Sosa acusó al oficialismo de “en nombre del relato del diálogo quieren imponer un presupuesto fantasma”.

Argerich respondió los planteos opositores al sostener que las dudas en el tratamiento del presupuesto fueron respondidas. En relación con la obras repetidas de un presupuesto a otro, dijo que esto ocurre porque la Provincia “no se endeudó en el 2022 y que las obras que sí se hicieron tenían financiamiento nacional”. En cuanto a la Justicia, afirmó que por ley de responsabilidad fiscal ningún organismo de administración puede presentar un presupuesto por arriba de la pauta general.

Finalmente, los reclamos opositores dieron sus frutos y las diputadas Fernández y Saseta pudieron hablar. Ambas cuestionaron los recortes en áreas como la Salud.

En un clima tenso, el proyecto se puso a consideración y obtuvo la media sanción de la Cámara baja solo con los votos del oficialismo.

Senado

La Cámara de Senadores sesionó en la tarde de ayer y aprobó la Ley Impositiva y los presupuestos con el respaldo de la oposición. En la sesión estuvo el senador de Ancasti, Ariel Cordero, y la senadora de Antofagasta de la Sierra, Norma Reales.

Al finalizar la sesión ordinaria, se realizó la sesión extraordinaria en la que se eligió al senador por Andalgalá, Horacio Gutiérrez, como presidente, en reemplazo de Oscar Vera y a Héctor Fernández como vicepresidente de la Cámara.

El senador José Luis Martínez continuará como presidente de bloque del Frente de Todos y Ariel Cordero seguirá en la conducción del bloque de Juntos por el Cambio.

Sesión especial

En la sesión especial fue otra vez Argerich la encargada de defender los proyectos de presupuestos parlamentarios. En este sentido y casi como una crítica al Poder Judicial, sostuvo que el proyecto del presupuesto legislativo “cumple con la pauta macroeconómica fijada por el Poder Ejecutivo, lo cual es del 60% de sus partidas”. Agregó además que “no aumentó el número de personal en ninguna Cámara respetando el consenso fiscal”.

La oposición no realizó planteos en cuanto al proyecto y prefirió referirse a la validez de la polémica sesión especial. En este sentido, Lobo Vergara calificó al plenario como “una sesión trucha” y amenazó con judicializar el plenario.

“Se convocó a las 12.30 y comenzó pasadas las 14”, dijo el diputado para justificar que ya había pasado el tiempo reglamentario para que la sesión inicie en forma normal. “Para algunos se aplica el reglamento y para otros no. El bloque de la UCR no convalida lo que sucede en esta sesión porque hay un vencimiento para el inicio de la misma”, dijo el diputado a lo que agregó que podrían judicializar la situación. Fue el diputado oficialista Juan Denett quien le salió al cruce al convertir el planteo de Lobo Vergara en una moción de nulidad de la sesión. Teniendo en cuenta la mayoría numérica del oficialismo, la propuesta fue rechazada.

Finalmente, el proyecto fue aprobado con 24 votos positivos y 14 negativos.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Escribana. Córdoba Gandini.

Te Puede Interesar