viernes 12 de abril de 2024
Luis Herrera, referente de Colegios Privados y Confesionales

"El servicio educativo es mucho más que lo que hace un docente frente al alumno"

Colegios privados plantearon al Gobierno la necesidad de una actualización automática de los aranceles.

A pocos días del inicio de clases, representantes de los colegios confesionales de la provincia plantearon su preocupación respecto a la crisis económica que atraviesa el país y cómo impacta esto en los sueldos docentes.

Luis Herrera, referente de colegios privados y confesionales, en diálogo con el programa Mañana Central de Radio Ancasti 98.5, comentó que la semana pasada se reunieron con el ministro Mera, la secretaria de Gestión y la directora de Enseñanza Privada, "se hizo una radiografía de la situación en general, tanto de lo académico, como lo que hace también por supuesto a la cuestión que da sustentabilidad de gestión a los colegios, la cuestión económica financiera por la que estamos atravesando que en realidad nos afecta a todos como sociedad. Hemos planteado por supuesto la preocupación de que en función de este proceso inflacionario muy acelerado en el que estamos insertos, esto va afectando sensiblemente la ecuación entre ingresos y egresos que tenemos los colegios".

"La mayor preocupación que tenemos los colegios confesionales, es de alguna manera no quedar entrampados todos los años en esta discusión permanente en torno al tema de la cuota, que lamentablemente esta realidad económica en la que estamos insertos todos, nos lleva si se quiere a una tensión, una no previsibilidad, porque esto que les preocupa a las familias en general y las instituciones educativas tiene que ver con esa incertidumbre de no poder tener una previsibilidad para poder plantear la cuestión a lo largo de todo el año", dijo.

Herrera manifestó: "Nosotros le venimos planteando al Gobierno la necesidad de salir de esa discusión permanente y permitir una fórmula que nos permita una actualización que se pueda ir trasladando en forma automática. Un incremento en la cuota de manera tal que vaya acompañada en este caso de una canasta de indicadores, una fórmula polinómica que vaya contemplando el avance del arancel ligado al sueldo docente- que sabemos que siempre va a ir detrás de lo que sería la variación salarial, y la variación de los precios que se conoce como IPC- pero que nos permita a nosotros tener algo adonde ir acompañando esos procesos que se van dando a nivel social, dándonos previsibilidad a las instituciones para no sentir el ahogamiento de que los costos nos están aumentando en forma desproporcionada con relación a los ingresos".

"Hay que tener en cuenta que el servicio educativo no se agota, no se termina en lo que hace el docente frente al alumno, que es lo que cubre en este caso el aporte por parte del Estado, sino que hay que sostener todo ese proceso o servicio con personales, de orden administrativa, talleres extracurriculares y ni hablemos del sostenimiento de los edificios que nos hemos visto seriamente afectados, fundamentalmente algunas de las instituciones. Yo soy representante legal del Colegio Juan Pablo II y la verdad que la ola de robos ha sido bastante fuerte durante las vacaciones y nos lleva a tener que adecuar de nuevos los edificios y ponerlos en funcionamiento, todo eso va siendo a costo de las instituciones educativas. Hay que cubrir seguros, emergencias médicas. El Estado hace un aporte, hablamos a veces de una subvención del 100% lo cual no es así, porque el servicio educativo es mucho más que lo que hace el docente frente a un alumno", sentenció.

Estado edilicio

El referente de colegios privados y confesionales indicó que "a nuestras instalaciones gracias a Dios le hacemos las refacciones correspondientes durante todo el año, para tenerlas en condiciones en el inicio de la actividad escolar.

Los colegios confesionales, tanto los que dependen de la diócesis de Catamarca como los congregacionales que dependen de cada una de las congregaciones ya estamos en condiciones a nivel edilicio de comenzar las clases", dijo.

Morosidad

En cuanto a la demora en los pagos de cuotas por parte de los padres, Herrera dijo: " El aporte en cuanto a cuotas es por 10 meses y de enero a febrero no hay aportes por parte de los padres, recién se ve a partir de marzo. Los padres van a tener que invertir en todo lo que hace al tema de calzados, ropa y los útiles escolares, normalmente en los meses de marzo- abril la morosidad es muy alta. El año pasado anduvimos en un porcentaje de un 40% a un 45% de morosidad, de acuerdo con cada colegio. Lamentablemente no tenemos mejores expectativas en lo que hace a este año", finalizó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar