domingo 7 de julio de 2024
Para la Fiscalía

El remisero se aprovechó de la "vulnerabilidad" de la víctima

Lo indicó el fiscal de Instrucción Nº 4, Federico Aldeco, en la audiencia de control de detención del imputado.

La Fiscalía consideró que el remisero, acusado por el abuso sexual que habría ocurrido en un motel, se aprovechó de que la presunta víctima se encontraba en un “estado de vulnerabilidad” al momento del hecho. Así lo planteó el fiscal de Instrucción Nº 4, Federico Aldeco, en la audiencia de control de detención del imputado, que se realizó el último martes en el Juzgado de Control de Garantías Nº 3, a cargo del juez Lucas Vaccaroni.

Al momento de brindar sus alegatos, el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) señaló que, el domingo 9 de junio, el remisero “trasladó a la víctima hasta un motel. Allí, valiéndose de su estado de vulnerabilidad, procedió a abusar sexualmente” de ella. Aldeco, además, se refirió a la declaración como imputado que brindó el sujeto. Según narró el fiscal, el acusado dijo que se trató de “un hecho consentido”.

En el acto procesal, el magistrado Vaccaroni confirmó la detención del acusado.

En el marco de esta investigación, está previsto que se realicen las pericias psicológicas a la denunciante y al acusado, y la pericia psiquiátrica al imputado. Además, queda pendiente la toma de algunos testimonios.

Según la investigación, el imputado habría ultrajado a una joven de 20 años en un motel de la zona sudoeste de la Capital.

La agresión habría sucedido el domingo 9 de junio.

La joven había ido a bailar a un boliche de la zona del Alto Fariñango. A la salida abordó un remís.

Dentro del rodado se habría sentido mareada y habría perdido el conocimiento. Al despertarse, se encontraba en un motel, junto con un hombre que la estaba agrediendo sexualmente.

Luego, la víctima se presentó en la Unidad Judicial 9, en la zona sur de la Capital, para radicar la denuncia penal correspondiente.

Por ello, en un primer momento tomó intervención la Fiscalía de Instrucción Nº 1.

Sin embargo, al advertirse que la agresión sexual se habría consumado en un motel ubicado en el sector sudoeste capitalino, la causa se remitió al fiscal Aldeco, de turno en el Distrito Oeste.

El representante del MPF impartió las primeras medidas.

Tras identificar al sospechoso, un hombre de 31 años, ordenó el arresto en averiguación del hecho y luego su detención. También lo acusó por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

Delito

El abuso sexual es una agresión sexual violenta que atenta contra la libertad sexual de la persona y su derecho a elegir la actividad sexual que quiere realizar. Si es cometido contra un menor afecta además su desarrollo personal en su sexualidad.

Para que se considere abuso sexual son necesarios:

una conducta abusiva de contenido sexual;

contacto corporal directo entre la persona agresora y la víctima;

que este contacto físico afecte las partes sexuales del cuerpo de la víctima; y falta de consentimiento de la víctima para realizar el acto sexual.

Agravado quiere decir que se aplicará una pena mayor. Los casos de abuso sexual agravado se dan:

cuando el sometimiento sexual fue gravemente ultrajante para la víctima;

si hubo acceso carnal; por el resultado;

por el parentesco con la víctima;

por la calidad del autor;

por la enfermedad del autor;

por el número de autores;

por el medio empleado; o

por la edad y situación de la víctima.

Línea 137

Esta línea brinda asistencia y acompañamiento para víctimas de violencia familiar y/o sexual y asesoramiento para el acceso a la justicia, las 24 horas de los 365 días del año.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar