miércoles 21 de febrero de 2024
Es el actual agente financiero de la provincia

El Gobierno desistió de tomar el crédito con el BNA

El Ministerio de Hacienda explicó que presentó una oferta condicionada y no la aceptaron. Era para financiar obras.

Casi tres meses después de haber concluido el proceso de contratación directa, el último viernes la ministra de Hacienda, Alejandra Nazareno, confirmó que la Provincia desistió de tomar el crédito por 10.000 millones de pesos, aunque reconoció que hubiera sido útil para las finanzas del Estado. Fue por una condición que puso el Banco Nación, que según dijo, provocó que se cayera el acuerdo.

Durante su exposición en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, la ministra Nazareno respondió preguntas de los legisladores de la oposición. Entre algunos de los cuestionamientos, desde JPC pidieron que explicara en detalle cómo se había utilizado el crédito del 10.000 millones de pesos, cuyo proceso de contratación había concluido en los primeros días de septiembre y cuyo desembolso debía darse entre octubre o noviembre.

Allí fue que la ministra confirmó que el Ejecutivo decidió desistir de tomar esa deuda, ya que el único oferente había sido el Banco de la Nación Argentina y que este presentó una "oferta condicionada", lo que provocó que el contrato se cayera.

"Tuvimos una pelea con el Banco, porque la oferta estaba condicionada a que firmáramos una prórroga de cinco años del contrato financiero. El BNA es el agente financiero de la Provincia por un año más y si bien creo que es un contrato muy bueno, consideramos que no era conveniente porque nos quitaba la posibilidad de negociar y la oferta no podía estar condicionada, por lo que finalmente no se tomó el crédito", indicó la ministra. Sin embargo, señaló que hubiera sido útil tomar el préstamo para cubrir el retardo de algunas partidas nacionales y financiar obras.

El Gobierno de la Provincia estaba autorizado por la ley de Presupuesto 2023 a tomar deuda por unos $19.000 millones o su equivalente en otras monedas. En este sentido, el Ejecutivo abrió una licitación para endeudarse por $10.000 millones con el objetivo de obtener financiamiento para realizar obras públicas y de vivienda, además de financiar algunos programas sociales.

Esa licitación fue declarada desierta porque no se presentó ningún oferente, a pesar de que se habían cursado invitaciones al Banco de la Nación Argentina, al Banco Hipotecario, al Banco Santiago del Estero y el Banco Galicia, aunque ninguno ofertó finalmente. Por este motivo, el Gobierno insistió pero esta vez con un proceso de contratación directa, al que se presentó el BNA con esta oferta que fue rechazada.

En el proyecto de ley de Presupuesto para 2024, el Gobierno incluyó un pedido de autorización para tomar deuda por $36.000 millones o el equivalente en moneda extranjera.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar