miércoles 29 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Abuso sexual

El cura Renato Rasgido, más cerca de ocupar el banquillo de los acusados

Fue imputado por abuso sexual. La Cámara de Apelaciones, por mayoría, confirmó la elevación a juicio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
18 de mayo de 2022 - 00:30

La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos, por mayoría, resolvió confirmar la elevación a juicio contra el sacerdote Renato Rasgido, uno de los curas catamarqueños acusados por abuso sexual eclesiástico. En 2014, en Andalgalá, fue denunciado por los ultrajes. Por estos hechos, oportunamente fue imputado por “abuso sexual simple agravado en concurso ideal con corrupción de menores" y dos hechos de "abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con corrupción de menores", ambos “agravados por su condición de ministro de un culto religioso”.

El Tribunal de Alzada estuvo integrado por los jueces Elena Berrondo Isí, Edgardo Álvarez y Jorge Palacios. La defensa del religioso fue ejercida por el abogado del foro local Luciano Rojas. La querella es representada por la abogada Silvia Barrientos.

La defensa había planteado la nulidad del dictamen de elevación a juicio. La semana pasada, se concretó la audiencia de expresión de agravios. Por tratarse de un delito de instancia privada, la audiencia se realizó a puertas cerradas. Ayer, esta Cámara dio a conocer el veredicto. Por dos votos sobre uno, se desestimaron los planteos de la defensa. De esta manera, se confirmó la elevación a juicio. Los jueces Berrondo Isí y Palacios resolvieron fallar a favor de la querella. No obstante, la defensa podría casar la sentencia ante la Corte de Justicia catamarqueña.

La causa tuvo sus vaivenes. Por cuarta vez, el expediente llegó al Tribunal de Alzada. El pedido de Justicia se inició en 2014. La madre de un adolescente de Andalgalá denunció por abusos sexuales al sacerdote Renato Rasgido. El cura denunciado fue llamado a indagatoria pero nunca estuvo detenido. En 2016 la causa fue elevada a juicio por primera vez. En 2018 la Fiscalía de Andalgalá volvió a pedir la elevación a juicio tras el dictado de una nulidad.

Por tercera vez, la Cámara de Apelaciones debió analizar el pedido de elevación a juicio.

Dieciocho meses antes de esta última audiencia, la Fiscalía de Andalgalá había solicitado la elevación a juicio contra Rasgido. La defensa se opuso y recién en abril del año pasado el Juzgado de Control de Garantías resolvió no hacer lugar a la oposición. La resolución llevó la firma del conjuez Daniel Farroni, ya que el por entonces juez titular Rodolfo Cecenarro había sido recusado en la causa.

Otro dato que se desprende es que la última vez que la Cámara de Apelaciones intervino en esta causa fue el 19 de marzo de 2019 y el tribunal estaba conformado por Edgardo Álvarez y los excamaristas Juan Pablo Morales y Raúl Da Prá. Por mayoría, los jueces dictaron de oficio la revocación de la elevación a juicio luego que se detectara que la Fiscalía no había resuelto la evacuación de citas. Es decir, que no fueron citados testigos mencionados por el imputado en la investigación. Da Prá había votado a favor de que se confirmara la citación a juicio.

En el fallo de Apelaciones se aplazaba a la Fiscalía para que corrigiera los errores y cerrara la investigación. El plazo otorgado por los jueces era de 30 días. Sin embargo, la nueva requisitoria fue firmada al año siguiente.

“El diablo con sotana”

Hace un año, el joven denunciante había publicado un escrito sobre el ultraje que vivió. En el comienzo comentó que se instaló con sus padres en Andalgalá hace años “para vivir en tranquilidad y paz, la cual solamente la encontré hasta el 2012 cuando empezó mi calvario, sufrimiento, dolor, pesadilla”. “Me refiero al abuso sexual que he vivido del 'diablo vestido con sotana'”, dijo en alusión a Rasgido. Señaló que comenzó a tomar clases de Catecismo y que participó del grupo juvenil de la parroquia andalgalense San Francisco de Asís.

“En mayo del 2012 yo solo tenía 13 años y sufrí de abuso por parte de esa mierda, que me arruinó mi vida. Pasé por muchas cosas que hoy no se las deseo a nadie. Me callé durante 2 años por miedo, vergüenza y amenazas por parte del cura”, escribió.

El caso del joven fue conocido por su familia tras un lamentable suceso. Un día un familiar lo salvó de un intento de suicidio y ese episodio fue una bisagra que lo llevó, junto a su madre, a hacer la denuncia penal contra el sacerdote. Las presentaciones ingresaron en la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial y luego Rasgido fue imputado pero nunca estuvo detenido. En la indagatoria se abstuvo de prestar declaración.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar