viernes 1 de julio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por una insuficiencia renal

El cura Moisés Pachado falleció sin haber sido juzgado

El sacerdote había sido imputado por varios hechos de abuso sexual. La denunciante hizo público el caso en diciembre de 2018. Los ultrajes sucedieron cuando era una niña de nueve años.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de junio de 2022 - 23:56

A las 10 de la mañana de ayer, el repique de las campanas de la Parroquia San Francisco de Asís, en Andalgalá, anunciaron el fallecimiento del sacerdote Moisés Pachado. El religioso, oriundo de la localidad de Villa Vil, Belén, falleció debido a una insuficiencia renal, que fue deteriorando su salud en las últimas semanas. Tenía 63 años y durante 38 años ejerció el sacerdocio tras haber sido ordenado en diciembre de 1983.

San Francisco de Asís fue el último templo donde ofició como párroco. En 2020 renunció, tras una denuncia penal en su contra. El religioso se encontraba entre el delito tipificado en el Código Penal Argentino y un grave incumplimiento al sexto mandamiento. “… Los que hicieron lo bueno, a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio”.

Juan 5, 29.

A finales de 2018, durante el conocido “Efecto Thelma”, una mujer de 30 años denunció, primero a través de su cuenta de Facebook y luego penalmente, que el cura Pachado en 1997 había abusado sexualmente de ella cuando era una niña.

“En diciembre del año pasado me llega la noticia que estaba grave, en terapia intensiva. En ese momento sentí mucha bronca y tristeza. Hoy me entero que ya no está en este mundo, ya no será juzgado como se lo merecía. Sin embargo, elijo quedarme con el alivio de haber gritado su nombre en cada marcha, en que aún a pesar de tanto dolor grité que es violador. Como me dijo un querido compañero de la red, tuve la oportunidad de vomitar toda la oscuridad que él sembró en mí. Me quedo con todo lo que se pudo avanzar en la Justicia, a pesar de todo y de los tiempos el camino para sanar esas heridas inició aquel 18 de diciembre de 2018 y seguramente continúe un tiempo más. Se fue sin la máscara de representante de Dios en la tierra, se fue y me causa alivio saber que ya no dañará a ningún otrx niñx”, escribió la denunciante en su cuenta de Facebook.

Dado que el endilgado habría sucedido en 1997, la defensa del cura Pachado –representada por el abogado del foro local Roberto Mazzucco- advirtió que la causa podía estar prescripta. En noviembre de 2020, la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos rechazó el planteo de la defensa: la causa no estaba prescripta. En consecuencia, la Fiscalía Penal de la Tercera Circunscripción, con asiento en Belén, imputó al sacerdote por los delitos de "abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor ministro de un culto religioso" y "abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de un culto" un hecho continuado. En las redes sociales de distintos portales de información los comentarios fueron variados. Algunos lamentaban el fallecimiento del religioso. En contraste, otras personas manifestaron su malestar por el fallecimiento sin haber sido juzgado. “El Obispo Diocesano, Monseñor Luis Urbanc, y el Clero de Catamarca participan con dolor y esperanza cristiana su partida. Elevan plegarias por el eterno descanso de su alma y acompañan con la oración a sus familiares y amigos”, se comunicó desde el Obispado.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar